En algún lugar

thumbnail_cabecera.jpg

duncan dhu El grito del tiempoPertenece al álbum “El grito del tiempo” (1987) y es posiblemente una de las composiciones de más éxito del grupo donostiarra formado en una primera etapa por Mikel Erentxun, Diego Vasallo y Juan Ramón Viles y desde 1989 sólo y de manera intermitente por los dos primeros. Duncan Dhu.

Los que hemos pasado por la tesitura de tener que ponerle nombre a un grupo sabemos que es una tarea un tanto complicada. Duncan Dhu como nombre siempre me llamó la atención por lo raro que era y parece ser que tiene su origen en la novela “Secuestrado”, de Robert Louis Stevenson autor también de “La Isla del Tesoro” o “El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”. La novela cuenta las aventuras de David Balfour y su amigo Alan Breck por las Highlands escocesas. En un capítulo un posadero llamado Duncan Dhu que aloja a los protagonistas, participa en el desenlace de un enfrentamiento entre Alan Breck y un visitante proponiendo, cuando estaban a punto de batirse en duelo, que resolvieran sus discrepancias con un “duelo de gaitas escocesas”. Los propios integrantes de Duncan Dhu han desvelado que no se trataba de un personaje transcendente en la novela pero que les gustaba como sonaba, así de simple.

Sin dejar de reconocer que con un gran nivel creativo y una trayectoria llena de grandes éxitos estamos ante uno de los grandes grupos dentro del panorama nacional, no es uno de los que más me han gustado, aunque algunas canciones como la que presento están dentro de mis preferidas.

Mikel Erentxun es el autor de la música con esta melodía tan poderosa y pegadiza y Diego Vasallo lo es de esta letra que se ha prestado a todo tipo de interpretaciones, desde que si era una manifestación en contra del aborto, tema candente en aquellos años, hasta otros que defendían que se trataba de una denuncia sobre la pobreza y la desesperación que se vivía en algún país de África o Hispanoamérica. El propio Vasallo ha comentado en varias ocasiones que es un grito de protesta que identifica un espacio cargado de tristeza y dolor que nos invita a una reflexión sin señalar a un país concreto.

Esta versión viene de una transformación casi total de una anterior mucho más lenta y simplona que había hecho en plan acústico hace ya algunos años. Nunca me gustó demasiado el resultado y un tiempo más tarde la retomé y recuperando el tempo de la original, le añadí bajo, guitarras, sintetizadores, voces y una potente percusión para darle más fuerza. Una vez mezclado todo esto, quedó algo así.

play

Anuncios

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: