“MURIÓ HACE QUINCE AÑOS” cumple 50años de su representación en Toral.

toni- cabalgamos

“MURIÓ HACE QUINCE AÑOS”

Se cumplen, en estos días, cincuenta años de la puesta en escena por GRUTETOVA , -GRUPO TEATRAL DE TORAL DE LOS VADOS- de la obra dramática de José Antonio Giménez Arnáu, MURIO HACE QUINCE AÑOS, cuya versión cinematográfica -muy lejos de la versión teatral- pudimos ver hace unas semanas en TVE.

José Antonio Giménez Arnáu -padre de Jimmy Giménez Arnáu- fue un político español franquista que, amén de autor teatral y novelista, escribió unas jugosas Memorias tituladas MEMORIAS DE MEMORIA en las que cuenta su andadura por el turbio mundo político y en las que habla, brevemente, de esta obra de teatro que, para muchos de sus intérpretes en Toral, fue la llave que abrió la puerta a un nuevo momento de la vida.

Dice Giménez Arnáu en sus memorias que un día me llaman por teléfono a mi domicilio de Lagasca, 77. Al otro lado del hilo está Alfredo Marquerie que, un poco malhumorado me dice: “Pero ¿eres tú el del Premio Nacional…?”. Tan olvidado estaba que le digo: “Sí. Me lo dieron hace cuatro o cinco meses por una novela que presenté al “Nadal”. “No me refiero a ese. Me refiero al de Teatro. ¿Es que no sabías que yo era del Jurado…?. Pues tengo que decirte que prácticamente por unanimidad en este momento vas a recibir el Premio “Lope de Vega”.

La comedia había sido escrita en Montevideo y leo, meses más tarde, con gran publicidad, que se estrenaría en el teatro español, dirigida por Modesto Higueras y tiene un éxito considerable. Tengo que citar a su intérprete principal, Adolfo Marsillach, persona en mis antípodas, ideológicamente hablando, pero que conmigo ha tenido el buen gusto de comportarse de un modo correcto, cosa que no todos podrían decir”.

Cuenta la historia de un niño de la guerra que vuelve a España, aparentemente inocuo, pero que, realmente se trata de un peligroso agente comunista que tiene la misión de matar a su padre.

En Toral, un grupo de amigos, en aquel 1967, decidimos llevar a la escena la obra, tras descartar otras guiados por Aníbal Fernández, el hijo de Leandro que tenía el libreto.

Cuando yo leí el texto, me di cuenta de que con los medios que contábamos nosotros, la obra no podía ser representada. Era en tres actos, pero había muchos “cuadros” con cambio de decorado o sea, muchas

bajadas y subidas de telón lo que, a mi modo de ver, traería consigo una ralentización del drama . Yo quise hacerlo más ágil, para convertirlo en una obra de teatro comprensible para los espectadores, así que volví a escribirla, quitando los “cuadros” . Respeté el lenguaje del autor, por supuesto, y a la idea incorporé algún personaje que no hablaba: “La muda”, interpretado por Amparito Amigo, que formaba parte del grupo , pero para quien no habíamos encontrado papel.

Naturalmente el personaje más atractivo era el del hijo que venia a matar a su padre. Todos queríamos interpretarlo, pero Aníbal lo dejó para él.

Recuerdo que reescribí la obra en un aula del Colegio Libre Adoptado, la primera, al entrar, a mano derecha, en el encerado, porque allí podía corregir, borrando lo que no consideraba importante y añadirle mi texto.

Tras las lógicas discusiones, decidimos el reparto y comenzaron los ensayos que, si no recuerdo mal fueron en varios lugares. Primeramente en CASA REGUEIRO, en un desván, que no reunía las mínimas condiciones para el ensayo y, por último, en los bajos de la Iglesia, cedida por don Julio. Allí, prácticamente se gestó la obra, dirigida por todos O sea que cada cual interpretaba el papel a su manera y, entre todos, corregíamos los defectos que pudiera haber.

Un día -una noche- Pepe Requejo y yo, decidimos explorar el Despacho Parroquial -no la sacristía- y descubrimos una trampilla, en el suelo, en donde don Julio guardaba el vino de misar, comprado en los Paúles de Villafranca. Estaba guardado en un pequeño hueco el garrafón y, sin dudarlo, probamos aquel néctar -era néctar- divino- y esto se convirtió en costumbre. Cada noche -o cada dos noches- mientras los demás ensayaban, nosotros visitábamos el despacho y bebíamos, sin darnos cuenta de que el líquido disminuía.

Siempre cerrábamos la puerta por dentro. Abríamos la trampilla, bebíamos y volvíamos a guardar el garrafón, pero, una noche, alguien pateó la puerta, saltaron los pestillos y apareció don Julio. Yo, en aquel momento, estaba bebiendo, se dirigió a mí y dijo: “Muy bien. Me gusta que tengáis confianza y os bebáis el vino”. No dijo nada más, pero nos fuimos con el rabo -como suele decirse- entre las piernas. No recuerdo si continuamos o no los ensayos en el sótano de la Iglesia. Tal vez, sí porque estábamos esperando que don Rogelio nos dejase el cine para la representación que, quizás,

coincidió, con un domingo cercano al suceso ya que el empresario no tenía, en aquella ocasión, película programada así que, nos lo comunicó y la única forma que teníamos para anunciar la representación era que don Julio, en la misa de ocho y en la misa de doce, el domingo, lo anunciase y así lo hizo. Fue algo casi improvisado . Tuvimos que pedir muebles a Pepín Prada para llenar el escenario. Nos los dejó y, sin haber ensayado entradas y salidas en escena incluso sin apuntador, representamos la obra. Los que no estábamos en escena, nos colocábamos en los laterales y apuntábamos las frases a aquel que estaba actuado por lo que todo salió perfectamente en ese sentido. (Recuerdo que cuando revisamos los bajos del escenario, entre el polvo, encontramos una botella de sidra que nos apresuramos a abrir, pero el líquido no estaba en buen estado).

Había yo preparado unos carteles, dibujados a mano en los que, más o menos , podía leerse:

GRUTETOVA
PRESENTA
A
MARY REY
En
MURIO HACE QUINCE AÑOS
DE
JOSE ANTONIO GIMENEZ ARNAU
(En versión de Antonio González)
Con
ANIBAL FERNANDEZ y JOSE R.PATO

Tuvimos que buscar, apresuradamante una persona de confianza para que se hiciera cargo de las entradas . Nadie mejor que Gelín Peral cuyo padre -Ángel- había manejado el proyector del cine, anteriormente. El se hizo cargo de la taquilla y se encargó de la venta de localidades.. No recuerdo el precio de las entradas. Pudo ser a diez pesetas y, hoy, aún, sigo teniendo dudas en qué invertimos lo que sacamos de la sesión. Yo creo que se lo

dimos a don Julio para que ayudase a alguna familia. Fuera lo que fuese, la representación fue un éxito de público, a pesar de algún fallo, llamémosle técnico. (¿El fallo?. Ocurrió en el momento más importante de la obra. Aníbal tenía que matar a Requejo de un tiro, pero el tiro, no sonó, a pesar de haber ensayado perfectamente, con una tabla que golpearía el suelo. Requejo cayó al suelo y yo dije, cuando lo vi caer: “Lo ha matado con una pistola provista de silenciador”!. Solamente nos dimos cuenta nosotros. Y la escena con toda su tragedia terminó bien.

Otra de las anécdotas fue una improvisación que hizo Maruli Miranda que interpretaba, creo, a una criada de la limpieza. Sin embargo, ella, sin que nadie lo supiese, cambió el papel, como puede verse en las fotografías y llegó maquilladísima. Hizo, una escena magistral. Tanto es así que la escena, mereció una repetición y fue muy aplaudida. Días después Maruli nos dijo que Domiciano le había comentado que, nunca en su vida había visto una interpretación tan magistral. Y era cierto: Maruli bordó su papel

En resumidas cuentas, la obra fue un verdadero éxito de público como aquellas obras de teatro que, años atrás, otros toralenses representaban en el salón de Carral.

Hoy nuestro pueblo no tiene un local en donde revivir historias semejantes, aunque, pienso, que tampoco hay actores -la juventud se dedica a otros menesteres- por lo que queda en la memoria de los que lo vivimos, un momento importante de nuestras vidas simbolizado en el drama de Giménez Arnáu MURIO HACE QUINCE AÑOS, frase con la que terminaba, también la representación.

grutetova 2 (1)grutetova 2 (3)grutetova 2 (2)grutetova 2 (5)grutetova 2 (4)

Tony cuenca

Antonio-Esteban

Anuncios

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: