Un aniversario de bodas de 50 años no es un aniversario cualquiera

DSC_8186 [Resolucion de Escritorio]

Un aniversario de bodas de 50 años no es un aniversario cualquiera , nada menos que unas “ bodas de oro “, 50 años que aunque parezcan toda una vida , tan solo es una parte de ella.

A los 50 años de su casamiento por la Iglesia, Virtudes y Joaquín renovaron sus votos matrimoniales frente al párroco Jorge, en la capilla de San Cristóbal , acompañados por el Coro Rociero Virgen de la Estrella y de la Asociación Cultural La Raíña. Para celebrar la historia de un amor que nació en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) , se sirvió “ un ágape total ”, tarta nupcial y ramo para “ la novia “, al aire libre adornando el lugar, de acorde con la celebración que el evento se merecía.

DSC_7998 [Resolucion de Escritorio]DSC_8017 [Resolucion de Escritorio]DSC_8124 [Resolucion de Escritorio]DSC_8073 [Resolucion de Escritorio]DSC_8142 [Resolucion de Escritorio]DSC_8130 [Resolucion de Escritorio]DSC_8174 [Resolucion de Escritorio]DSC_8190 [Resolucion de Escritorio]DSC_8205 [Resolucion de Escritorio]

“Para toda la vida “. Suena fuerte. Es una sentencia romántica, comprometida y difícil de sostener. Ellos lo vienen logrando , se casaron hace 50 años bajo ese lema que hoy suena a utopía . Fue una promesa para ellos. Medio siglo atrás, ella era casi una adolescente de 22 años, una joven que unía su vida a la de Joaquín . Ella, la Virtu , la que teje los hilos , el pilar de todo el clan Guzmán Heredia, así lo decidió ella desde un principio y lo supo sostener en el tiempo.

En cincuenta años juntos hubo de todo, como en todas las parejas que transitan medio siglo codo con codo. Tuvieron dos hijos Emilio ( el rey del cariño y la alegría ) y Nuria.

Juntos llevan 50 años pero este tiempo no fue siempre un lecho de rosas ni de idílicos momentos, también hubo épocas de vacas flacas,( alejamiento temporal por el trabajo de Joaquín ).A pesar de los hechos la pareja nunca se resquebrajó por esos altibajos y siguió cada vez más unida.

Cuando Joaquín dejó la vida activa ,como trabajador, comenzó una nueva página en la historia del matrimonio. La familia dio la impresión de que se agrandó; los hijos empezaron a brillar con luz propia . La familia se transformó en clan. Este modelo de pareja vigente a través de las décadas no es fácil de imitar en los tiempos actuales .

Un mérito de ellos es haber podido resolver los infinitos problemas que surgen en 50 años de convivencia. Su pacto de Peñarroya-Pueblonuevo: “Para toda la vida “, funcionó.

Hace cincuenta años se casaron rodeados de sus familiares,ayer renovaron sus promesas rodeados de amigos. Ha sido un verdadero placer y todo un lujo poder compartirlo con ellos. Como dijo Jorge en una entrañable, sensible e informal locución : “Amor eterno”.

Felicidades familia Guzmán Heredia.

Anuncios

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: