“ y sin embargo corremos con nuestra mascota al veterinario en cuanto le pasa algo” , José Luis González .

wat

Hoy whatsappeamos con José Luis González González, el árbitro de Primera División JGG

AF2: Buenas tardes José Luis : ¿Cómo se vive con este confinamiento social?

José Luis Glez. arbitro de 1ª: Hola:

Soy José Luis González González, el árbitro de Primera División de Ponferrada y quería escribiros una líneas para tratar de entreteneros un poco y contaros como es mi día a día durante este confinamiento que nos está tocando vivir a todos.

Lo primero es enviaros a todos un abrazo muy fuerte, y sobre todo a todas esas personas anónimas que nos cuidan y protegen, ya sean Sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a la UME, a los Transportistas y a todos los Trabadores de los sectores básicos que tienen que seguir funcionando para que a todos los demás no nos falte de nada y que arriesgan su salud y la de los suyos puesto que pueden contagiarse por este terrible Virus. A todos ellos mi reconocimiento, mi admiración y el mayor de mis respetos. GRACIAS DE CORAZÓN.

En lo que a lo personal que me atañe como a cualquier otra familia esta situación ha cambiado mi manera de ver las cosas, a veces vivo en el frenesí de tanto viaje semana a semana de un lugar a otro de España para dirigir los partidos de la Liga Santander que desde el CTA nos encomiendan y hay semanas en las que paso más tiempo fuera de casa que en casa, y ahora de repente no puedo viajar, no puedo entrenar en un campo de fútbol y no puedo arbitrar partidos que ha sido mi medio natural desde hace 32 años que empecé a arbitrar, eso es un cambio muy drástico en mi forma de vida, pero sin duda lo que más me desconcierta es no poder ir a ver a mis padres, a mis amigos y a toda esa gente que quieres y a la que te gustaría abrazar, siempre he sido mucho de abrazar porque cuando abrazas a una persona a la que quieres como yo digo te carga las baterías, y eso ahora mismo por el bien de todas esas personas a las que queremos no podemos hacerlo y tenemos que quedarnos en casa. Ahora el día que podamos hacerlo……

Por eso aquí me encuentro en mi casa, tachando días para que esto pase cuanto antes y rezando por la gente para que se acabe, sobre todo por nuestros mayores, que han sido los artífices que han levantado este país que se encontraron destrozado después de una guerra civil y que han trabajado y luchado para que nosotros vivamos en un estado del bienestar con derechos que ellos quizás no podían ni soñar, y a los que ahora abandonamos en residencias y no tenemos tiempo para llamar, acompañar al médico o visitar, y sin embargo corremos con nuestra mascota al veterinario en cuanto le pasa algo. Algo no se está haciendo bien, espero que al menos de esta pandemia saquemos algo en claro, a ellos les debemos mucho más que todos los derechos y la comodidades que tenemos hoy en día, les debemos la VIDA.

En mi casa somos cuatro, mi mujer, mis dos niños y yo. Tenemos una rutina bastante bien definida; la mañana la solemos ocupar para hacer las tareas que desde el colegio les envían diariamente, les ayudamos a hacer los deberes y hacemos algún descanso para que puedan jugar y no les resulte tan duro. Yo también aprovecho para estudiar en ese tiempo y que vean que su padre sigue estudiando puesto que sigo formándome y ahora mismo estoy haciendo un Curso Universitario en Gestión Deportiva a través de la RFEF. Después de comer toca un ratito de descanso y el resto de la tarde ya es para jugar y entrenar. Debajo de casa tengo la cochera y durante el día saco el coche y allí he puesto un trozo de hierba artificial que hace las veces de campo de fútbol donde mis dos pequeños hacen unas porterías y juegan un rato mientras yo empiezo a montar los circuitos de entrenamiento que me toque el día en si. Aprovecho la rampa de subida desde la cochera para poner una escalera de suelo de entrenamiento y diferentes circuitos con los conos, con unas pesas, gomas, una esterilla de suelo, una comba y otros aparatos me hago mi pequeño gimnasio. En cuanto tengo todo preparado me acompañan mis hijos y hacemos la primera parte del entrenamiento, luego jugamos un rato en la mini canasta que tenemos fuera para descansar y después hacemos la segunda parte del entrenamiento. Esto nos lleva hasta las 20:00, momento en el que todos los vecinos salimos a tributar el merecido aplauso para nuestros Sanitarios y todas esas otras personas a las que me he referido al principio.

De aquí nos vamos a la ducha, donde cada día con dos niños de 4 y 9 años es un espectáculo diferente y las risas pese a la situación convierten este momento en uno de los más agradables del día, pues como podéis adivinar siempre se dan situaciones que te sacan una sonrisa y que hacen que el día a día sea un poco más llevadero. La verdad es que con dos niños pequeños no me da tiempo a aburrirme y ellos hacen que toda esta situación sea más llevadera. Son una bendición.

Bueno espero que estas líneas sirvan para distraeros un rato, espero que todos vosotros y vuestras familias tengáis salud y que pronto podamos volver a salir a la calle a abrazar a nuestros seres queridos y que de esta pandemia saquemos un poco la humanidad que estaba escondida en el fondo de algún lugar y volvamos a la cercanía y a tratar de ayudar a quien tenemos alrededor. Ánimo a todos, mañana quedará un día menos para que esto acabe y el sol volverá a brillar en cuanto se vayan estas nubes. Un abrazo para todos y recuerda

                                                                                   YO ME QUEDO EN CASA

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: