Misericordia Bello, Presidenta del Consejo Regulador de la D.O. Bierzo

Quiero agradecer a Antonio el interés que muestra al preguntarme sobre mi experiencia durante el confinamiento y de que haya incluido la respuesta en su magnífico blog. Hay varios puntos de vista: el personal y el profesional. Y quizá algún punto perdido donde ambos se superponen.


Quizá pueda contestar implícitamente a través de otra pregunta: ¿qué piensas hacer tras el confinamiento? , ya que nos encontramos en la fase 2 y algún día-no sé cuándo- esta pesadilla habrá terminado. Digo pesadilla porque tengo presentes a los que no la han podido superar, a los que han perdido a seres queridos y a aquellos que están intentando reinventarse.


Como todos sabemos el confinamiento se ha cebado, entre otros muchos sectores, con la hostelería y por ende con los que vendemos gran parte de nuestra producción a través de ella.


Profesionalmente, he trasladado mi oficina a mi domicilio y he tenido la oportunidad de hablar -incluso más que antes- con bodegueros y viticultores. He seguido tomado el pulso al sector y he trasladado a la Junta de Castilla y León y a la Diputación los detalles de nuestra situación actual y el sentir de la gente que vive del vino.


Desde mi domicilio, telemáticamente y junto a mi equipo, que también ha seguido trabajando con denuedo desde sus casas, hemos ido resolviendo las tareas típicas de esta época del año, que no es poco, pero sobre todo hemos tenido que dedicar gran parte de nuestro esfuerzo en aprender a adaptarnos a la nueva realidad.


También hemos tenido tiempo en dilucidar sobre el futuro y sobre cómo debemos transformarnos para que si esto vuelve a surgir tengamos la lección aprendida.Evidentemente no tengo ninguna varita mágica, pero creo que se pueden sacar algunas conclusiones, dicho esto con el máximo respeto.


Creo que es más que evidente que el sector del vino -y muchos otros- tienen que hacer un esfuerzo notable para incorporar las nuevas tecnologías de la comunicación en sus procesos comerciales. No sólo hablo de la necesidad de tener una página web, hablo de ser, de existir, en el bastísimo mundo que es Internet, lo que significa incorporar el marketing y la política comercial al mundo virtual, que es el que hoy mueve los hilos y que en este escenario marcado por el confinamiento se ha mostrado de una utilidad inimaginable.


Por eso hemos montado la campaña #TuVinoDelBierzo, y no sólo para incrementar las ventas de nuestros vinos, sino también para que sensibilizar a los bodegueros de que gran parte del futuro está en la digitalización, al menos por el momento.


Y personalmente os puedo decir que como muchos otros, he aprovechado para vaciar armarios, de todo tipo, de ropa y de mente, los he organizado mejor y ahora me siento más ligera de equipaje y más activa mentalmente. Tanto, que respondiendo a la pregunta de qué vas a hacer tras el confinamiento, deciros que espero poner en marcha varias ideas incubadas en la soledad de mi casa, y, desde luego, voy a disfrutar de la familia y los amigos, que es lo que importa.

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: