Marcos, el hijo de Jesús Ángel, ficha por el “JUPITER LEONES”

AF2: Hola Marcos, nos puedes contar tu trayectoria deportiva hasta llegar al Jupiter.

Marcos: Muy buenas Toño, después de que mi padre me comentara la oportunidad de esta entrevista decidí ponerme a ello, así que allá vamos.

Yo empecé en el fútbol de una manera un tanto extraña ya que cuando tenía 3 años o algo mas no me gustaba jugar con mi hermano, pero a base de algunos ratos probando y jugando acabó por gustarme a unos niveles que lo único que hacía prácticamente era jugar. Con 5 años empecé en el fútbol sala del colegio, y de esa época tengo recuerdos bastante bonitos como por ejemplo que me llevaran a jugar con el equipo de los mayores y allí me presente yo sin ningún temor. Viendo que me gustaba tanto practicar este precioso deporte, mi padre decidió apuntarme a un equipo de futbol 7 en la categoría de benjamines (7 años aproximadamente). En esta etapa yo jugaba al futbol simplemente por diversión y nunca llegue a pensar más allá de verlo como un hobbie, y en mi humilde opinión esto ha sido lo que me ha llevado a mejorar progresivamente. Después de algunos años rondando por algunos equipos de León, todo por el simple motivo de que un niño solo quiere jugar con sus amigos, me fichó en cadetes el CDF Peña, uno de los equipos punteros de esta nuestra ciudad, con 14 años. Desde ese momento ya empecé a ver el fútbol como algo más que un pasatiempo por que jugar en categoría regional requiere de un gran compromiso. Esto al fin y al cabo no es fácil para un niño al que le gustaría estar con sus amigos dando una vuelta o jugando con ellos, pero como bien se dice y me decían mis padres y mi hermano, el que algo quiere algo le cuesta.

CyD Leonesa- CDF Peña en el Reino de León

En esta etapa de mi vida disfrute mucho, aunque como todo, tuvo sus cosas buenas y sus cosas malas. En mi primer año, siendo de primer año y jugando en el B con todos los de mi edad, llegué a debutar con el regional en los campos del Parquesol y también jugué contra el Real Valladolid. Al año siguiente estaba en el cadete A en regional, fue un año muy complicado ya que no conseguíamos los objetivos y cuando por fin los estábamos logrando me ocurrió una cosa horrible, en el entrenamiento previo a jugar contra el Real Valladolid en una desafortunada caída me fracturé el cúbito y el radio, por lo que le tuve que decir adiós al resto de la temporada siendo el máximo goleador del equipo. Pero hasta con el brazo escayolado yo quería jugar y me la quitaron justo antes del último partido en el que nos jugábamos la salvación. Yo me había estado entrenando durante toda la lesión, pero el fisioterapeuta decidió que no era apropiado que jugara y tuve que ver el partido desde fuera. Ese año no tuvo un final feliz, pero por otro lado fue un buen final de temporada ya que me ofrecieron hacer la pretemporada con el Juvenil A que estaba en División de Honor (la mejor categoría juvenil en España). Claramente me lancé a la aventura y empecé la pretemporada con ellos con muchísima ilusión. Pasada la pretemporada, solo conseguimos quedarnos en el A dos chavales de primer año y por ello estaba muy orgulloso. Aunque teníamos ficha de B realizábamos todos los entrenamientos con el A ya que éramos uno mas del equipo. Fue un año para el recuerdo por que jugar en la mejor categoría del fútbol juvenil era un orgullo, y disputar varios partidos de titular, jugar en Valdebebas o ganarle al Leganés son cosas que nunca olvidaré. A todo esto, hay que sumarle el ascenso a regional con el juvenil B porque la mayoría de los fines de semana tenía que doblar y jugar con ambos equipos y así logramos el ascenso y conseguí quedar como uno de los máximos goleadores de la categoría.

CDF Peña-Real Madrid CF en el Área deportiva de Puente Castro

Y ya para terminar, fiché por la Cultural y Deportiva Leonesa en la que he jugado estos dos últimos años. En resumidas cuantas han sido dos grandes años, aunque el primero de ellos no logramos el objetivo del ascenso por diferentes motivos, aunque si cumplí el sueño de cualquier niño, jugar en el estadio de tu ciudad contra tu ex equipo. Pero este último, cumplimos el objetivo del ascenso, aunque con mal sabor de boca ya que no ha sido posible ni celebrarlo ni acabar el último año de esta etapa de mi vida como realmente se merece. Pero ahora estoy ansioso por empezar la nueva etapa con el JUPITER LEONES y poder disputar todos los partidos posibles en tercera división y mirando siempre hacia el futuro y a la progresión. También me gustaría aclarar que todo lo contado anteriormente esta combinado con los estudios ya que sigo estudiando en la Universidad de León mientras juego y me encantaría dejar claro que son totalmente compatibles con mucho esfuerzo e ilusión.

¡Muchas gracias por la atención y un fuerte abrazo!

Una respuesta to “Marcos, el hijo de Jesús Ángel, ficha por el “JUPITER LEONES””

  1. Ana María Mallo Says:

    !! Enhorabuena!! Campeón,a seguir cosechando éxitos.

    Me gusta


Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: