Abel Ares –”Sancristobal” o “Ares”

Personajes - AF2

*PERSONAJES DEL PUEBLO*

Abel Ares Pérez

“ Sancristobal” O “Ares”

Le llamaban “Sancristobal” los vecinos, porque le vieron varias veces vadear el río con  hombres heridos o enfermos encima de sus hombros. La figura que ofrecía con esta actitud  se asemejaba a San Cristóbal y el apodo de “Ares” se lo llamaban la Guardia Civil y los miembros de la Falange.

A pesar de su futuro ateo, tuvo un pasado católico, pues llego a ser monaguillo, pero mejor que no lo hubiera sido, las preparo muy gordas. Una de las que preparo fue un Domingo de Ramos, no se le ocurrió otra cosa que tapiar la puerta con “xardones” y silvas, impidiendo la salida.

También consiguió que un burro (asno) tocara las campanas de la Iglesia. Subió el burro al campanario, ¡¡ Vaya problema para el cura!! , bajar el cuadrúpedo del campanario (vivo y sin heridas).

Una vez contadas estas pequeñas anécdotas, os dejo en manos de la persona más cualificada para hablaros de Abel, esta persona es Santiago Macías Pérez, Vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Biografía Abel Ares Pérez

Abel Ares Pérez nació en Toral de Los Vados el 29 de marzo de 1909 y fue uno de aquellos españoles a los que truncó su vida aquel fatídico 18 de julio de 1936 con el golpe de Estado contra el gobierno republicano del Frente Popular, elegido por el pueblo español en Febrero del mismo año. Viajó a Asturias junto a cientos de bercianos al mando del inspector de policía de Ponferrada Vicente Campillo para defender la República combatiendo en las filas del Ejercito del Norte. Fue nombrado teniente del Batallón Piloña y allí permaneció hasta la caída de éste en octubre de 1937, fecha en la que retornó a su pueblo de origen al mando de un grupo de nueve hombres.

En abril de 1942 se reunían en Ferradillo 24 guerrilleros, entre ellos Abel Ares para crear la Federación de Guerrillas de León-Galicia, que agrupaba a todos aquellos hombres en un ejército organizado dividido en cuatro agrupaciones. La primera de ellas estaba bajo el mando del asturiano César Ríos y fueron elegidos ayudantes del mismo el mítico Manuel Girón y el propio Abel Ares. Seis años mas tarde, el 7 de diciembre de 1948 y en vista de que la lucha guerrillera estaba abocada al fracaso, decidió abandonar España rumbo a Francia junto con su compañera Matilde Franco y el fornelo Amadeo Ramón Valledor, llegando al país vecino el 13 del mismo mes después de haber pasado verdaderos momentos de angustia durante su viaje.

En Francia trabajó como albañil hasta su retirada. Regresó a España en 1992 y se instaló en Toral de los Vados hasta su muerte, el 12 de septiembre de 1998.

Matilde Franco Canedo

Extracto del libro El monte o la muerte, (Santiago Macías)

Otro de los principales dirigentes de la Federación de Guerrillas de León-Galicia, Abel Ares, protagonizó una fuga digna de un guión de cine: su compañera, Matilde Franco Canedo, recuerda los pormenores de la salida de España de la pareja, a la que acompañaba otro ilustre, Amadeo Ramón Valledor, leonés del pueblo de Peranzanes:

«En 1948 la consigna era salir de España. A mediados de año ya habíamos recibido una carta en la que nos informaban de un viaje que iban a hacer a Francia, pero cuando llegó a nuestras manos ya era demasiado tarde. Al poco tiempo nos enviaron otra informando de un joven, hijo de un guerrillero, que estaba haciendo el servicio militar en Valladolid. Una hermana de Abel fue a verle y éste le proporcionó las señas de un enlace de Bilbao que podría ayudarnos a cruzar la frontera. Al regresar, mi cuñada y yo nos dirigimos a Bilbao para conocerle y empezar a preparar todos los papeles necesarios. Todavía guardo la documentación falsa en la que aparece Abel con el nombre de un ciudadano coruñés llamado Pedro Pichel Espina. Se la había conseguido un compañero de la Federación, Manuel Gutiérrez Abella.

»El enlace nos dijo que la mejor ruta para salir era al revés de lo habitual, o sea, dirección Lugo. El 7 de diciembre de 1948 cogí un taxi en las cercanías de la estación de ferrocarril de Toral de los Vados. Luego, un poco más allá, subirían Abel y Amadeo. Solo habíamos andado unos kilómetros y al llegar a la altura de Villafranca del Bierzo nos llevaríamos el primer susto. Una enorme cantidad de guardias civiles se encontraba allí porque iban a dar una batida contra los guerrilleros que quedaban por los montes de la zona. Pasamos con el taxi al lado de ellos pero ninguno nos reconoció. Más adelante, casi a punto de llegar a la carretera que va hacia Vega de Espinareda, cuatro guardias civiles nos dieron el alto. Después de enseñarles la documentación, nos preguntaron a dónde nos dirigíamos. Les dijimos que íbamos a una boda y se lo creyeron. Luego, nos dejaron seguir. Por suerte no reconocieron ni a Abel ni a Amadeo, a pesar de que éste era nacido en el valle de Fornela, muy cerca de Vega de Espinareda.

»Por aquella carretera llegamos a Lugo capital y desde allí a Oviedo, donde nos alojamos en un hotel que se llama La Paloma. Allí el susto sería mayor todavía: en el mismo hotel encontramos a un teniente que yo conocía. Al verlo nos escondimos rápidamente y eso facilitó que no nos viese. Con el miedo todavía en el cuerpo decidimos no bajar de la habitación para nada. Para poder comer sin salir del cuarto fingí estar enferma y así nos subieron la comida.

»Después de dos días salimos en dirección a Bilbao, donde gracias al enlace con el que habíamos contactado la hermana de Abel y yo en el anterior viaje, nos tenían preparada una casa de confianza. Después de descansar nos acercamos algo más al punto convenido.

»La salida al extranjero la teníamos prevista en barca hasta una ciudad del sur de Francia que se llama Bayona, pero tuvimos que cambiar los planes porque se puso mal la mar. Después de meditarlo, decidimos hacerlo monte a través con la ayuda de dos enlaces que nos guiarían en una zona desconocida. Pasamos toda la noche caminando sin parar. Luego, descansamos un día entero en un caserío conocido por los dos que nos acompañaban.

»Ya repuestos, al día siguiente nos pusimos otra vez en marcha. Después de atravesar valles y montañas, llegamos a la altura de una carretera, y cuando nos disponíamos a cruzarla, la Guardia Civil nos echó el alto. Sin pensarlo, emprendimos la fuga sin un rumbo fijo. Recuerdo que, como yo corría menos, le decía todo el tiempo a Abel que me soltara para que él pudiera ponerse a salvo. Después de un buen rato corriendo pudimos alcanzar una zona con muchos árboles, ideal para despistar a los guardias. Lo conseguimos.

»Gracias a los dos enlaces que venían con nosotros sabíamos que Francia estaba sólo a una hora de camino. Después de descansar un momento en una choza que encontramos, emprendimos rumbo otra vez hasta llegar a la altura del muro que separa Francia y España. ¡Éramos libres!

»A pesar de las penurias que pasamos en los primeros años en Francia, la alegría más grande de mi vida era saber que Abel estaba libre. Tres años después, el 17 de julio de 1951, nos casamos.

»Estoy orgullosa de aquel hombre, y si volviese a nacer volvería a hacer lo que hice entonces: ayudar a salvar la vida a dos condenados a muerte por Franco.»[1]

[1] Entrevista con Matilde Franco Canedo, Toral de los Vados (León) 22 de octubre de 2001.

 

Santiago Macías y su libro El monte o la muerte

www.santiagomacias.bitacoras.com

Leer el resto de esta entrada »

Publicado con anterioridad 22/11/2007 — AF2

Publicado en Personajes. 1 Comment »

Una respuesta to “Abel Ares –”Sancristobal” o “Ares””

  1. Marino Says:

    Abel y Matilde vuestra vida y mensaje no debe quedar en el olvido. Luchar contra el franquismo en aquella época era meritorio. Fuisteis los pioneros de la democracia. Eternamente agradecidos. La historia no os olvidará.

    Me gusta


Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: