LA MUJER BERCIANA EN EL ANTIGUO RÉGIMEN (3)

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es marino-pisando.jpg

Estudio realizado por Vicente Fernández Vázquez.- Revista del IEB, nº14

LA DONCELLA

Comentaba Luis Vives, nuestro humanista y filósofo del S.XVI, que la mujer ha de ser “casta, sobria, mesurada, diligente, frugal, amigable y humilde”. Es evidente que para lograr estos atributos, aparte de la educación y del medio, tiene que estar sometida a la autoridad paterna y llevar una vida recogida en el hogar y siempre subyugada.

Para las doncellas, la libertad significaba la liberación del yugo paterno. Para lograrlo había dos opciones: entrar en un convento o el matrimonio, pero las cotas de autonomía serán más bien ilusorias. El matrimonio no tenía la misma trascendencia para unas jóvenes que para otras, dependía del estamento social al que pertenecieran.

Los moralistas del Antiguo Régimen no permiten a las doncellas salir solas, pues todo estaba mediatizado para hacer triunfar la castidad. Si la mujer soltera queda embarazada, manchaba su honor, convirtiéndose en una deshonra para la familia. Si el varón no reconocía a la criatura o se daba a la fuga, lo más normal se que se quedara sin recursos para seguir adelante. Por eso, se establece un severo control por parte de las familias hacia las doncellas para evitar situaciones como las descritas.

LA MUJER BERCIANA EN EL ANTIGUO RÉGIMEN

LA MUJER BERCIANA EN EL ANTIGUO RÉGIMEN (2)

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: