Carta abierta...

Huerto solar en Otero, otro punto de vista al “aquí no”

Con fecha de 21 de junio de 2021, un grupo mayoritario de los vecinos de la localidad de Otero, estando disconformes con las acciones emprendidas por la alcaldesa pedánea sobre la firma de un contrato de arrendamiento de una parte de los terrenos propiedad del pueblo, firmaron y presentaron en el Registro del Ayuntamiento de Toral de los Vados, una Moción de Censura contra la citada Alcaldesa Pedánea, Dña Josefa Garnelo Méndez.

Posteriormente, en fecha de 13 de julio de 2021, se realizó la citada iniciativa de Moción de Censura. Tras la votación, se aprobó la Moción de Censura sobre Dña. Josefa Garnelo Méndez, por 32 votos a favor y ninguno en contra, de los 61 vecinos inscritos en el censo electoral del pueblo de Otero, con lo cual fue elegida como nueva alcaldesa pedánea de la Junta Vecinal de Otero, Dña. María del Carmen Vega Franco.

Así mismo, en el documento de la Moción de Censura, se recogen diversas consideraciones negativas del proceder de la Sra. Garnelo Méndez para los intereses del pueblo y, en el mismo, en su art. Quinto, la nueva Junta Vecinal de Otero se compromete por escrito a subsanar todas las presuntas irregularidades y a una transparencia total. Y, todo ello, acompañado, además, de una campaña en las redes sociales y en los medios de comunicación, así como manifestaciones en los terrenos comunales, bajo el eslogan “aquí no”. De hecho, con fecha 21 de abril de 2022, la Junta Vecinal de Otero ha publicado un nuevo documento, reafirmándose en el “aquí no” y dos días después convocó una manifestación en los citados terrenos comunales previstos para la ubicación del precitado “Parque de Placas Fotovoltaicas”.

Todo lo descrito en el presente documento, hasta ahora, forma parte del normal funcionamiento de un sistema democrático. Y en la práctica, lo único ocurrido ha sido que unos vecinos de Otero, libremente, han decidido ejercer uno de los derechos que la Ley les otorga y así lo han hecho constar con sus actos y reivindicaciones.

Dentro de ese mismo juego democrático, quien suscribe, después de haber reflexionado sobre el tema, considera que la posición de la mayoría de los vecinos es obviamente legal y legítima; pero, no obstante, entiende que es necesaria una reflexión más profunda sobre el tema y no quedarse amparados solamente bajo el paraguas del “aquí no”.

En este sentido, nadie puede a estas alturas poner en duda el grave problema medioambiental que sufre nuestro planeta a causa del cambio climático y del calentamiento global. A este respecto, sabido es que el 12 diciembre de 2015, en la COP21 de París, las Partes de la CMNUCC (Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) alcanzaron un acuerdo histórico para combatir el cambio climático y acelerar e intensificar las acciones e inversiones necesarias para un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono. Sin entrar a explicar en profundidad el acuerdo y sabiendo que hubo países que no lo firmaron y otros que posteriormente han abandonado el mismo, está claro que el último informe de la ONU, respaldado por cientos de científicos del mundo entero, son muy alarmistas sobre el punto de “NO retorno del planeta”. Todo esto es una obviedad científica y demuestra que cada uno de nosotros tiene que concienciarse y ser coparticipe, dentro de sus posibilidades, en atajar el problema que se nos viene encima y que dejaremos a modo de inventario a las futuras generaciones,

Y finalizo, haciendo unas reflexiones y unas preguntas:

1.- Si en los terrenos de la cementera Cosmos, se van a instalar de manera inmediata, un parque fotovoltaico y lo mismo va a suceder con los terrenos adyacentes de la Junta Vecinal de Toral de los Vados, ¿porqué los vecinos de Otero vamos a privarnos de obtener unos recursos económicos que son necesarios y vitales para el funcionamiento ordinario de la Junta Vecinal de Otero de manera autónoma?.

2.- La Junta vecinal de Otero dispone de unos 1.500 € anuales (si mi memoria no me falla), que proporciona la empresa de telefonía Vodafone por prestación de servicios (alquiler terreno). Por ello, continuar con el “aquí no”, quiere decir, seguir privándonos de unos recursos económicos necesarios para el mínimo funcionamiento de la Junta Vecinal de Otero y lo único que se conseguirá es visualizar, todos los días, los huertos fotovoltaicos de nuestros vecinos, sin que los mismos aporten beneficio alguno a nuestros intereses.

3.-En consecuencia con lo indicado en el punto anterior ¿Por qué tenemos que encerrarnos y cerrar puertas hoy que, tal vez, mañana no podamos abrir?

4.- ¿Por qué? no se delimita con un acuerdo y consenso de todos los vecinos los terrenos que queremos utilizar para utilización forestal y los que nos parece más juicioso para la implantación de placas solares en un posible futuro Parque Fotovoltaico?

5.- ¿Por qué no puede la Junta Vecinal de Otero que representa los intereses de todos los censados en la localidad, crear nuestra propia empresa y gestionar ese servicio, o, en su defecto, alquilarlo de manera que las condiciones del contrato, respeten las condiciones medioambientales y al mismo tiempo aporten riqueza al escaso presupuesto del pueblo?

6.- Hemos dejado detrás una pandemia que aparte de muertes y dolor, ha pulverizado el déficit del Estado, alcanzando unas cifras nunca conocidas hasta la fecha. Siendo este hecho una palpable realidad, ¿alguien es tan ingenuo para creer que nuestra Corporación Local va a recibir muchas ayudas económicas de los diferentes entes del Estado?

7.- Las placas solares, no solo servirían para aportar riqueza a las arcas del Municipio, sino, también, sería una muestra de solidaridad y empatía de nuestra comunidad, a paliar el tema del cambio climático.

8.- ¿Quiénes somos nosotros, para tomar decisiones tan drásticas y,a mi juicio, irresponsables, y trasladarlas a nuestros hijos y nietos, dejándoles de herencia un pueblo empobrecido e incapaz de aportar un solo servicio a la comunidad por falta de medios? Y todo ello, debido a que, en su día, unos vecinos dijeron y gritaron “aquí no”, sin pensar en la responsabilidad del mañana

Quizás todas las ideas y decisiones, incluso las sagradas, deben adaptarse a nuevas realidades y la que hoy debatimos es poder unir las fuerzas que nos permitan mejorar nuestra pequeña comunidad de Otero y mantenerla unida en beneficio de todos o, al menos, de la mayoría. Y para ello, el vínculo más básico que tenemos en común es que todos somos vecinos de este pequeño pueblo, todos respiramos el mismo aire cuando aquí vivimos y todos valoramos el futuro que podamos transmitir a nuestros hijos y nietos.

Santiago Fernández

Otero, 25 de abril de 2021

Categorías:Carta abierta...

3 respuestas »

  1. Una decisión democrática puede no ser acertada. Pero es democrática lo cual refleja la voluntad de los vecinos que pueden adoptar al día siguiente una mejor, o una que modifique, mejorando, la anterior, o una como consecuencia de conocer las ventajas de otra forma de proceder que antes desconocían.
    Pero antes de seguir conviene acordar que fue totalmente antidemocrática la decisión, que con la moción de censura revocaron, por un hecho que no se cita en el artículo: los terrenos comunales no son de la junta vecinal, sino de los vecinos.
    Los vecinos y la junta vecinal pueden ser totalmente solidarios en frenar el cambio climático tomando como decisión crear una Comunidad Energética, que no necesita para dotar de energía a sus casas usar terrenos comunales ya que se puede hacer con sus propios tejados, con el de la propia junta vecinal, con el polideportivo si lo hay, o aparcamientos públicos o hasta huertas solares de pequeño tamaño y uso mixto energía más agricultura.
    La energía renovable es por su naturaleza descentralizada, no necesita de lineas de evacuación, no necesita concentración. La junta vecinal sin embargo actuó favoreciendo una centralización innecesaria que perjudicaba el bien común de los vecinos para beneficio de muy pocos.

    ¿Qué iban a decir los vecinos mas que #Así No ? Existe un #AsíSi que podían decidir además de la forma más democrática, consultando a sus vecinos y sin obligar a nadie.

    Me gusta

    • Agradezco el comentario, pero si me permite voy a realizar unas breves puntualizaciones. Es obvio que los terrenos son de los vecinos, pero la decisión de la JV entra dentro de las competencias que la Ley otorga a la Alcaldesa Pedánea, por lo tanto, personalmente no considero que sea antidemocrática su decisión y, en caso que así sea, entiendo que la nueva JV debería después de nueve meses en el poder, haber denunciado ante los tribunales el caso. Totalmente de acuerdo con su explicación sobre la comunidad energética .

      Me gusta

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s