Sin categoría

Economía. ¿Para qué?. Raúl Álvarez

Se puede aprender economía estudiando la historia y evolución de las ideas económicas. O de una manera más formal centrándose en los Fundamentos y Principios de Economía, Macroeconomía, Microeconomía, Hacienda Pública, Economía del Desarrollo.

   Voy a centrarme en la evolución de la Economía Española desde el año 2008, tal y como la expone el Prof. Rallo, Director del Instituto Juan de Mariana.

   Hemos padecido tres burbujas diferentes, pero interrelacionadas: financiera, inmobiliaria y estatal. Estas tres burbujas aumentaron debido al poder político y legislativo. Un intervencionismo político enorme explica las burbujas y el agravamiento de la situación económica.

   España está muy endeudada. Ante ello hay que efectuar un proceso de reestructuración económica y financiera, para no caer en la suspensión de pagos y la ruptura del Euro. También, además del endeudamiento de la Banca, aumentó la deuda de las familias y de las empresas. A ello se sumó la burbuja del sector público. Esto indica que el Estado gastó, no en ayudar a la ciudadanía, sino, sobre todo, a las Cajas de Ahorro.

   En 2007 era necesario «PINCHAR Y SANEAR» las tres burbujas. El Sector Privado debía dejar de endeudarse y acometer una reestructuración, abandonando el tipo de crecimiento, basado en la construcción. Había que ir a la fabricación de productos de alto valor añadido, fundamentales en un mundo globalizado. Por su parte, el Sector Público debía apretarse el cinturón, cuadrando las cuentas  y bajando los impuestos. La curva de Laffer se representa con un gráfico que comienza con un impuesto del 0% con una recaudación nula y sube hasta una tasa máxima de recaudación con un tipo impositivo intermedio.

   Puede resultar más barato recapitalizar los bancos y no socializar las pérdidas entre los ciudadanos. En España se nacionalizaron algunas Cajas de Ahorro, mal gestionadas por Partidos Políticos y Sindicatos.

Clinton le ganó las elecciones al Bush. Bush se centró en Política Exterior. Mientras que Clinton empleaba un lema muy explícito: «Es la economía. ¡Estúpido¡»

Categorías:Sin categoría

Deja un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s