II. Sedimentos rojos

AF2-César

Los abanicos aluviales son acumulaciones de sedimentos que se apoyan en un relieve elevado
y terminan en una zona más o menos llana, con geometría semicónica y planta radial. Cada sistema aluvial
deriva de un área fuente, siendo transportado el material resultante de la erosión por una corriente principal de agua, originando depósitos debidos a corrientes laminares, depósitos de canal similares a los de medios fluviales, y coladas de fango de alta viscosidad capaces de transportar fragmentos de gran tamaño. Casi siempre estos medios sedimentarios están desprovistos totalmente de restos orgánicos.

¿Podemos llegar a identificar las Barrancas de Santalla como restos de un abanico aluvial como el de la fotografía, a la salida del cañón que lo originó? Sí, salvando las distancias que han impuesto la tectónica y la evolución del relieve a lo largo de un período del orden de 6 a 10 millones de años.
La deformación de la Placa Ibérica durante la Orogenia Alpina dio lugar a la fosa tectónica del Bierzo, teniendo aquella su máxima expresión en el Oligoceno y Mioceno del Período Terciario  en aquella zona del continente. La  fracturación del zócalo rocoso diferenció varias cuencas en una tectónica de bloques. La evolución del hundimiento progresivo y relleno de esta cuenca,  durante esos 35 millones de años, fue complejo, dando lugar hasta seis subcuencas aisladas  entre sí, a excepción de las
dos más extensas, Ponferrada y Bembibre, donde existen  estrechos  puntos de conexión. Las otras son las de Paradaseca, Vega de Espinareda,
Las  Médulas y Noceda.
Los materiales que rellenan las diferentes  subcuencas, son principalmente detríticos (conglomerados, gravas,
arenas, limos y arcillas) y proceden de la reactivación y erosión de
los relieves de sus bordes, alimentados principalmente desde el norte y el
sur por varios sistemas de abanicos aluviales (9 descritos en la zona
central de la cuenca y 5 en umbrales periféricos); entre otros nos
resultan más conocidos:

En estas formaciones  sedimentarias de característico color rojo, son en las que de forma natural se concentraron placeres auríferos procedentes de la meteorización y erosión de la roca madre, emergida durante el Pérmico y Mesozoico (280 millones de años), y en unas
condiciones climáticas que daban lugar a una dinámica fluvial de regímenes torrenciales en un medio árido durante los siguientes 35 millones de años, en el Período Terciario.
El color rojo de estos sedimentos refleja solamente el
estado de oxidación del hierro en los minerales de la arcilla. Tienen
ese color en razón de la presencia de óxido férrico,
característico de medios de alta energía y ambiente oxidante. En contraposición los colores oscuros indican hierro en estado ferroso propio de ambiente
químico reductor de medios
sedimentarios de baja energía como los
lacustres.

ESQUEMA GEOLÓGICO DE LOS MATERIALES
TERCIARIOS EN LA CUENCA DEL BIERZO

En los sistemas aluviales del Terciario de la Depresión del
Bierzo existen abundantes placeres  auríferos, casi todos con labores
romanas o manifestaciones de actividades extractivas  pasadas que
constituyen indicios mineros, sin que ello tenga relación con valoración
económica  alguna. Los sistemas aluviales con indicios de minería de oro y la  localización son los siguientes:
– Sistema La Leitosa: Paradaseca,
Moreda, Vegueliña, Paradiña, Pobladura de Somoza, S. Pedro de
Olleros.
– Sistema Vega: Valle de Finolledo, Fabero, Prado de
Paradiña.
– Sistema S. Esteban de Valdueza: Espinoso de Compludo.

Sistema Arenas de Noceda: Noceda, Igüeña.
– Cuenca de Bembibre:
Folgoso, Cerezal de Tremor, Castropodame, Torre del Bierzo.
– Sistema
Toral de los Vados: Toral de los Vados. (1)
– Alto Sil: Páramo del Sil, Argayo, Sorbena.
– Cabrera: Pombriego, Yebra, Santalavilla,
Llamas de Cabrera.
Como se ve los indicios se distribuyen
principalmente en los sistemas de las subcuencas
situadas en umbrales
montañosos periféricos a la depresión central- como ocurre en Las
Médulas-, o próximos a ellos. Su estratigrafía corresponde a zonas próximas al vértice superior y a las zonas intermedias de los abanicos aluviales donde predominan los materiales
más gruesos característicos de los  rellenos de canal.
Debido a su elevado peso específico (entre 15,00 y
19,30 gr. /cm3) el oro se separa
mecánicamente de los materiales más
ligeros, de las arenas y gravas arrastradas por la
corriente con pesos específicos muy inferiores (2,65 gr. / cm3). En estas condiciones tienen lugar concentraciones o placeres en las irregularidades de los cauces. El oro se encuentra
entonces en forma de granos redondeados o
aplastados, las pepitas, y su tamaño varía desde
las décimas de  milímetro hasta varios centímetros. El tamaño y riqueza de un placer depende más de la abundancia de áreas fuente y de condiciones favorables para su concentración que
de la ley del yacimiento  primario, encontrándose éstas en los sedimentos Terciarios con  valores del orden de 3 gr. /tonelada (Valor tomado en la Formación Médulas).

(1) El dato está publicado por la Junta de Castilla y León,
1988.

Publicado con anterioridad 29 enero, 2010

EL ORO DEL SIL – I. La roca madre

AF2-César EL ORO DEL SIL – I. La roca madre

Se me propuso hace algún tiempo hacer un artículo sobre la geología del oro en nuestro entorno. Por ello decidí considerar el espacio geográfico que conforma el conjunto de depresiones que forman la fosa tectónica del Bierzo, pero sin perder de vista su continuidad estructural con las fosas gallegas de O Barco y Quiroga. El artículo lo dividiré en dos colaboraciones. Esta primera se refieren a los yacimientos primarios, o yacimientos hidrotermales de cuarzo y oro sobre roca encajante, y la segunda a los yacimientos sedimentarios sobre materiales del Terciario, procedentes de la erosión de la roca madre, o “sedimentos rojos”, y a los yacimientos sedimentarios actuales procedentes de la erosión de los dos tipos anteriores.

Como conceptos hemos de tener en cuenta una sencilla división del terreno y de los procesos geológicos que han actuado en el tiempo y han dado origen a las concentraciones de oro que hoy conocemos:

1º) Un zócalo de rocas precámbricas y paleozoicas con mineralizaciones primarias de oro en filones de cuarzo de origen hidrotermal, que formó parte de las tierras emergidas de la Placa Ibérica durante el Pérmico y el Mesozoico.

2º) La fracturación mediante fallas de dicho zócalo rocoso durante el Período Terciario en una tectónica de bloques escalonados que forman una serie de bloques hundidos o fosas tectónicas que dan lugar a la Depresión del Bierzo.

clip_image001 clip_image003

Un aspecto que destaco sobre la fracturación del zócalo en la formación de la fosa tectónica del Bierzo es el mecanismo de cizalla que se esquematiza en la figura, con fracturas de trazado curvo conformando un llamado sigmoide de cizalla. Tanto el trazado de los umbrales del relieve interior de la cuenca, como el de los cursos fluviales siguen el trazado sigmoidal de la estructura controlada por las fallas.

3º) La erosión durante el Terciario, de los suelos y rocas de los bloques elevados del perímetro de la depresión y relleno de la misma por una gran cantidad de materiales detríticos (gravas, arenas, limos, conglomerados y arcillas rojas), mediante una dinámica de sistemas de abanicos aluviales que dio lugar a concentraciones granulares de oro. La dinámica fluvial de estos sistemas fue el origen de la separación mecánica del oro en los placeres o concentraciones granulares presentes en los “sedimentos rojos.”

clip_image005 clip_image007

.Esquema de erosión del relieve y formación de depósitos en sistemas de abanicos aluviales. En la fotografía, un aspecto del Sistema Villafranca del Bierzo (Formación Toral).

4º) Por último, el encajamiento y la acción mecánica de la red fluvial actual sobre el zócalo y las formaciones sedimentarias auríferas Terciarias, son los responsables de la formación de placeres de oro en los sedimentos de canales, barras, y llanuras de inundación de los ríos actuales como ocurre en el Sil, o cualquier otra corriente fluvial (Burbia, Cúa, Cabrera…) que arrastre carga sólida procedente de las áreas fuente mineralizadas, principalmente de los “sedimentos rojos” del Terciario.

clip_image009 clip_image011

Fotografías de la reciente falla que produce el encajamiento del Sil en Villaverde, y aérea de la red fluvial del Sil en Toral de los Vados.

LOS YACIMIENTOS PRIMARIOS O EN ROCA.

El zócalo o basamento de rocas de edad precámbrica y paleozoica en El Bierzo, está compuesto por areniscas, pizarras, cuarcitas y calizas. En las últimas etapas de su deformación en la Orogenia Hercínica, fue atravesado por fluidos de alta temperatura que, en determinadas condiciones de la composición del fluido, naturaleza de las rocas atravesadas, presión y temperatura, dieron lugar a precipitación de mineralizaciones hidrotermales de filones de cuarzo y oro, junto con pirita, arsenopirita y otros sulfuros. En general los focos de alta temperatura se derivan de intrusiones de rocas graníticas, como sucede en la zona de Campo del Agua.

clip_image013 clip_image015

Este zócalo rocoso formó parte de las tierras emergidas de la Placa Ibérica durante el período Pérmico y durante un importante lapso de tiempo que abarca hasta el Cretácico Superior, en total 280 millones de años.

En su mayor parte las mineralizaciones de oro asociadas a filones de cuarzo de origen hidrotermal se encajan en las cuarcitas, pizarras y areniscas de la llamada “Serie de los Cabos”, en las pizarras de las formaciones “Pizarras de Luarca”, “Casaio”, “Rodazais” y en menor medida sobre las formaciones carbonatadas de la “Formación Cándana – Herrería”. Todos estos conjuntos de rocas están presentes en gran parte de la Cordillera Cantábrica formando estructuras de gran extensión desde el Cantábrico hasta la Meseta. Una importante mineralización primaria de oro asociada a intrusiones de rocas ígneas está en la zona del Granito de Campo del Agua. Las “Pizarras de Luarca”, o sus equivalentes “Casaio” y “Rodazais”, forman casi la totalidad de la Sierra de La Cabrera.

clip_image017 clip_image019

En las fotografías: Arcillas rojas del Sistema Toral de Los Vados (Formación Toral) sobre el zócalo paleozoico, en este caso sobre calizas de Cándana – Herrería. Filón de cuarzo con mineralización de oro y sulfuros de hierro en la Serie de Los Cabos en Candín.

Más cerca, aunque sin indicios de presencia de oro, tenemos buenos ejemplos de estas formaciones rocosas: la extensión de terreno que podemos atravesar entre las canteras de Peñamala y La Barosa corresponde a la “Serie de los Cabos”. y a las formaciones carbonatadas de la formación “Candana – Herrería”, corresponden las calizas de La Cantera o de las Tres Ventanas.

En el mapa adjunto se señalan los principales yacimientos primarios de oro en la cuenca del Sil, que se sitúan en las áreas rocosas elevadas con respecto del centro de la depresión.

clip_image021clip_image023

Para terminar, las leyes de este tipo de yacimientos primarios, como es de esperar arrojan datos muy dispersos, del orden de entre 1 y 12 gramos oro / tonelada de roca encajante, y se supone que la mayoría del oro extraído correspondería a la actividad minera que se produjo históricamente en estos yacimientos sobre roca.

César.

Publicado con anterioridad  : 27 agosto, 2015

APRENDIENDO A ESCUCHAR

César Farias

empieza

El martes pasado asistí a la Asamblea que convocó la Plataforma en defensa de la Sanidad Pública del Bierzo y Laciana; allí había representantes de asociaciones de enfermos, asociaciones de vecinos, personal del Hospital, representantes de partidos, de sindicatos… y gente que fue sin otra etiqueta que no fuese la de “primero la gente”.

Las intervenciones más valiosas fueron las de la gente normal, la gente que está perdiendo el miedo a entrar en el debate con los profesionales de la política, la gente que reclama unidad bajo un único mensaje, la gente que advierte frente a los eslóganes de partidos y sindicatos. Se oía el silencio en esas intervenciones, se oía el respeto de quienes están aprendiendo a escuchar, y me alegré. Se notaba en esas intervenciones la razón de seguir empujando a las instituciones a convertir en derechos nuestras necesidades.

Tras el debate en la asamblea, la Plataforma en defensa de la Sanidad Pública del Bierzo y Laciana convocó una manifestación en Ponferrada para el próximo 23 de febrero a las 7 de la tarde desde la plaza de Lazúrtegui hasta la plaza del Ayuntamiento. Entre las tareas que se marcaron los grupos de trabajo están las de conseguir un autobús de cada Ayuntamiento, organizar recogida de firmas, redes y megafonía por las calles y pueblos del Bierzo, solicitar al Consejo Comarcal que se encargue de la impresión de carteles y octavillas, y se solicitará al centro comercial abierto Templarium el cierre de los comercios una hora antes. Pidió también gente voluntaria y cualquier tipo de colaboración, dando como referencia el local nº 3 del Toralín.

Me volví a alegrar de la unanimidad en seguir el camino de la sociedad civil organizada, esa gente, que claro que hace política, en esa unión de sectores que se encuentran porque coinciden en su diagnóstico, sus intereses y sus objetivos.

Nos vemos en las calles.

VIDEO

image

placido martinez

photo_2017-01-14_17-32-07

Un Abrazo desbordado.

César Farias

Abraza a tu hospital - AF2 (68) Lo de ayer significó claramente lo que es la gente haciendo política cuando , o no la hacen por ella, o la hacen contra ella. Ahí estaba el conflicto en su raíz, no en la espectacularización de discursos que no salen de las paredes del Parlamento, y muchas veces llegan a la ciudadanía cargados de cinismo y mentiras desde los medios de comunicación casi siempre con la intención de crear un estado de inseguridad permanente que cale en el fondo de las urnas.

Lo de ayer sí significó autoprotección, contrapoder en carne viva que sirve (¡ ya lo creo!) para romper el resultado de una partida cuyo final puede parecer cantado, y no es así. Ayer me acordaba de Gamonal, de las movilizaciones contra la Lomce, de las movilizaciones ante el proceso judicial contra Raquel Tenías, partidas ganadas por la ciudadanía consciente de que la política no acaba en las Instituciones.

Ayer había autoestima, esperanza, miles de personas reconstruyendo en positivo lo que queremos ser reivindicándonos como sujeto político, porque garantizar unas condiciones de vida digna es un derecho, no un privilegio. Entre la gente no cabe ni el cinismo ni la mentira.

Artículo anterior:  No + ✄

Fotos

InlineRepresentationcec5b13f-fdc3-404f-8f41-e084c5d21640[10]

No + ✄

César Farias

DSC_0625 CESAR (1) [Resolucion de Escritorio] Creo que la movilización y auto-organización de diferentes colectivos ciudadanos que han surgido para defender la Sanidad Pública no se puede entender fuera del actual ciclo político Español caracterizado por las duras políticas de ajuste que priman su privatización. Esta privatización a veces es encubierta ( como Las Unidades de Gestión Clínica ), seleccionando pacientes y patologías de acuerdo a los intereses empresariales de estas Unidades controladas desde los hospitales.

¿Cuántos médicos y médicas, enfermeros y enfermeras, auxiliares de hospital están deseando hacer bien su trabajo si tuvieran más recursos? ¿Es una utopía insensata y populista crear las condiciones políticas para que puedan hacerlo? ¿Porqué es necesario que la sociedad civil se organice en Mareas Blancas, y Plataformas como la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Bierzo y Laciana?

Sólo con hacernos estas preguntas estamos apelando a la razón, a que la razón tenga el máximo de posibilidades de contestar, a que sea una meta irrenunciable para la sociedad. Si aceptamos esto, estamos cuestionando el orden establecido y rompiendo las convicciones que nos hacían pensar que las cosas "son como tienen que ser".

Defendiendo una Sanidad Pública y de calidad que garantice la igualdad y no excluya a nadie, no solo conseguiremos evitar las políticas que recortan nuestras vidas, sino también poner a la sociedad en Estado de derecho.

https://www.facebook.com/SanidadBierzoLaciana/?pnref=story

comunicado plataforma sanidad bierzo laciana