El hombre más celoso de la ciudad

 

fernando fs [Resolucion de Escritorio]

RELATOS CORTOS

Homenajeando a Charles Bukowski (“La mujer más hermosa de la ciudad”)

Joss era el joven más apuesto y descarado de la pandilla del barrio de Corrientes. Alto y Sombra de De Profesión Carterobien formado solamente había superado los estudios primarios obligatorios. Su cuerpo se cimbraba con estilo, pero, siempre, dejando huella de su arrolladora potencia sexual. Con las chicas tenía un comportamiento cortés, a la vez que buscaba en ellas cualquier ocasión para mostrarles su reconocida virilidad. Sus colegas de barrio permitían que ejerciese funciones de leader de pandilla. Tampoco se inmiscuían en absoluto en aquellas mujeres que a él le agradaban. Todas, aquellas que probaron su potencia, quedaron maravilladas y ahítas del brío de sus acometidas pélvicas. Más que una máquina de chingar, Joss, podría considerársele prototipo de macho a conservar en el mejor museo paleontológico.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Microrrelato: El tejo

fernando fs [Resolucion de Escritorio]

image

Durante un viaje, y sin pretenderlo, acertamos a pasar por sus proximidades. Su simetría y la sombra que proyectaba se me hicieron familiares.

Después de la contienda fratricida me encontré en el bando perdedor. Salvé la vida a cambio de pasarme treinta años en un penal de montaña. Dentro del recinto, construido ex profeso para penados y derrotados, y en la esquina que daba al naciente, permanecía él, apresado también. Desde el tragaluz de mi cubículo aprendí a conocer cómo crecían sus ramas. Y cómo, de vez en cuando, éstas florecían apareciendo unas bolitas encarnadas entre sus hojas.

No había duda. Aquel tejo que compartió mi forzado retiro estaba allí. Ahora, sin ningún tragaluz que impidiese contemplar su admirable longevidad, podía disfrutarlo.

M dijeron que después de desmantelar, hasta la última de las argollas que allí hubo, el penal de montaña, el tejo demudó su apreciable tristeza ofreciendo un brillo más intenso en el haz de sus hojas. No hubo lugareño de sus alrededores que no lo confirmara.

Y de repente me reconocí enamorado de su tronco, de sus ramas y, sobre todo, de la sombra que aquellas proporcionaban. Aquel encuentro casual trastocó mi corazón. Y decidí no separarme de él hasta el fin de mis días.

Tiempo ha

fernando fs [Resolucion de Escritorio]

Tiempo ha

[Rememorando “El origen del mundo” de Galeano]

Tiempo ha, vencidos y cautivos los últimos restos de los ultramontanos unionistas, se había conseguido desmembrar la milenaria Hispania conquistada por Roma. Uno de aquellos pánfilos españolistas, filólogo arabista, consiguió salir del gulag, impuesto por los rupturistas, con abundantes retazos de memoria histórica propia. Su pasatiempo preferido consistía en releer los textos de su biblioteca eficazmente guarecida. Por las tardes se entretenía escuchando música clásica. Sus obras favoritas eran las sinfonías de los maestros del Romanticismo. Su mujer, de cultura urbana hípster, era amante de lo vintage

Lee el resto de esta entrada »

AMIGOS DE ALTOS VUELOS

fernando fs [Resolucion de Escritorio]

image

AMIGOS DE ALTOS VUELOS

Microrrelato que homenajea al famoso micro El Faro de Juan José Arreola

No entiendo a Jaime. Llevamos meses formando la tripulación de este Boeing 777 y siempre me sorprende. Empiezo a aburrirme al disimular continuamente.

Ayer Jaime, mientras preparábamos el vuelo habitual Londres – Sídney, se preguntaba, con sentido del humor, cómo habría parejas que se atreviesen a formar parte del selecto Mile High Club y cómo se arriesgarían a practicar sexo en el avión en pleno vuelo. Lola y yo ni nos miramos. Fue ella quien esbozó una ligera sonrisa.

Lee el resto de esta entrada »

Carta abierta a Valentín Carrera: ‘Un futuro para el Bierzo’

 

fernando fs [Resolucion de Escritorio]

DSC_9945 [Resolucion de Escritorio]Creo que fue Chesterton quien dijo que cuando el hombre dejase de creer en Dios creería en otra cosa. El socialismo funcionó como una fe laica en los hombres. Aquel Paraíso Terrenal demudó en unas ansias de justicia y abundancia para todos. Crucifijos, imaginería o ritos se sustituyeron por el culto a otros iconos como hoces, martillos, esvásticas, banderas rojas o masas enardecidas. Esas aspiraciones utópicas nunca llegaron a verse cumplidas. Esos desengaños, por los ideales no alcanzados, han ido cristalizando en las ideas ecologistas.

Lee el resto de esta entrada »

En la pasarela

En la pasarela

Fernando Fernández Sánchez

Inspirado en ‘El bosque’, del japonés Akutagawa, el autor Sánchez compone este relato poliédrico, con diversos puntos de vista y voces narrativas, que configuran esta historia criminal, en la que se contradicen las diferentes versiones que se dan del hecho acaecido en la pasarela del río Pormesga

fernando fs [Resolucion de Escritorio]

Declaración de la acusada, MR, interrogada por la Jueza Instructora en el caso del asesinato de la Ministra de Zopencolandia

-Sí, Señora Jueza, yo quise matarla. Pero no llegué a tiempo. Desafortunadamente, alguien se me adelantó. ¿Qué quién lo hizo? Yo no lo vi. Solamente le digo que la Ministra de Zopencolandia venía caminando por la pasarela que atraviesa el río Pormesga, y yo lo hacía en sentido contrario.

¿Si nos conocíamos? Sí, desde hacía tres años. Por ello, al cruzarnos nos detuvimos. Y le di a entender que, si no solucionaba la situación de abandono y persecución a la que sometía a mi hija OP en un breve plazo, mi intención era asesinarla. Ella, esbozando una forzada pero fingida sonrisa, me contestó que la decisión tomada era firme, y que no pensaba cambiarla.

Lee el resto de esta entrada »

AQUALIM, gota de lluvia

fernando fs [Resolucion de Escritorio]

Un niño bebe agua en un charco de la aldea etíope de Bule Duba

Aqualim, se sabía importante. A veces, hasta imprescindible. Pero nunca nadie había osado invocarla.

En los últimos tiempos, un día sí, y otro también, rondaba por su ánimo la idea de abandonar la repetida rutina del descenso y vuelta al ascenso. Así, sin otro contacto que sus compañeras, las gotas de agua, Aqualim se había propuesto sentir el aprecio de los humanos.

Corrían tiempos otoñales. Aqualim, nuestra insípida y desnuda gota, se encontraba sobrevolando territorio europeo. Cuando el Jefe de Nubes lo creyó oportuno, ordenó un descenso en tromba. Junto a multitud de gotas hermanas, inició el descenso, precisamente sobre una zona muy industrializada. Detuvo la caía el asfalto de una de las calles más transitadas. De inmediato, se sintió rodeada por extraños materiales. Mientras iba incorporando moléculas de las sustancias contaminantes de aquel territorio, no tuvo más remedio que dejarse conducir hasta las alcantarillas, acompañada por repugnantes y fétidos sólidos.

Inmersa en el torrente del colector de pluviales, siguió discurriendo por canales nauseabundos, hasta llegar finalmente a una depuradora. Allí, Aqualim, se sintió maltratada por artefactos maliciosos que, con locos movimientos, intentaban apartar de ella a la mayoría de sólidos que la habían acompañado durante su recorrido. Después de muchas vueltas, giros y más giros y, sin estar suficientemente descontaminada, se encontró, después de un tiempo, que le pareció eterno, dentro del cauce de un río. Horas más tarde pudo alcanzar el mar. Poco tiempo después conseguía vaporizarse, alcanzando su lugar de

Lee el resto de esta entrada »