La poesía del mes: “Escribir es terapéutico”

 

JULE -AF2

caracola negra [Resolucion de Escritorio]

Escribir es terapéutico,

sacas todas las palabras

de lo que llevas dentro,

muy dentro del alma.

A veces son sentimientos

que en el interior se te clavan

formando quistes internos,

que con los versos se sacan

afuera sin ningún duelo.

Otras veces es sólo esperanza

en que se cumpla un sueño

que en el papel se plasma,

elevándolo al firmamento

para ponerlo en práctica.

Publicado en Jule. Leave a Comment »

La poesía de marzo por Jule: “Por un sueño entre palabras”

JULE -AF2

jo [Resolucion de Escritorio]

En el eterno suspiro del devenir

sigo en silencio mi senda

por un sueño entre palabras.

Conociendo mi destino callo,

mutismo de la verdad inmensa

cautiva en la gruta de la inquietud,

donde la realidad prevalece.

En la espera densa de la certeza

los sentidos despiertos se reprimen

y con un hilo de voz gritan:

¡Adelante, pasad a mi vera destino!

En el descubrir de pistas

detective del silencio ensordecedor

que clama al cielo su dolor

de no poder saber, no poder decir,

angustia esclava de su propio llanto

por ese sueño que va y viene.

Así que espero en el tiempo lento,

en los días con lluvia, en los soleados.

Sueño en secreto, sueño despierto.

La poesía de febrero por Jule: “No me llames iluso”

JULE -AF2

No me llames iluso

No me llames iluso

porque tenga una ilusión,

ilusión por cambiar el mundo,

ilusión de un loco soñador,

luchando por algo más justo,

abrazando una quimera con el corazón.

En un panorama tremebundo

donde todo es desolador

sacar de la conciencia el fruto

de la solidaridad y la razón.

Combatir con el hombre corrupto,

con el asesino y con el violador

endureciendo las penas al uso

como forma de disuasión.

Combatir el hambre sin lucro,

siendo del hombre deudor,

y una sociedad de consumo

que no tiene compasión.

46357869_1149620628530203_554874203724054528_n

José María Sánchez Macías

Año nuevo, vida nueva

 

JULE -AF2

nuevo-4 [Resolucion de Escritorio]

A un día de que acabe la añada

calma total en mi alma fascinada.

Todo transcurre lento, sin prisa,

pero sin pausas en esta vida insumisa.

Mientras no se muera la esperanza

habrá que luchar con templanza,

luchar por las causas nobles sin dolor.

Para el mundo pido paz y amor,

prosperidad para la necesidad

de los pobres, por la humanidad.

Todos al unísono es viable,

poder ver un carácter menos alterable.

Y así poder vivir en paz y disponible

sabiendo que has hecho todo lo posible

y no volver la vista atrás sin sentido

sino es para ver el trecho recorrido,

y volver hacia adelante con firmeza,

con un alma de noble belleza,

con unos ojos desnudos, sin brumas,

con una existencia plena, sin espuma,

y unos ojos donde verme reflejado

en la profundidad del amor soñado.

Toral, raíz y semilla.

JULE -AF2 DSC_4405dd [Resolucion de Escritorio]

Toral, raíz y semilla

En una zona de tierras bajas,
donde vados, toros y prados,
antaño dieron nombre a este pueblo,
donde los hermanos ríos,
moribundos aunque caudalosos,
eligen como lecho de muerte,
sus plácidas riberas bordadas,
al cobijo de las humeiras
que a la orilla se encaraman.
Extensas alamedas al paso
que en otoño cubren el suelo
con los despojos de las hojas,
alfombra del paseante,
laberinto de los sentidos despiertos.
Orientado al norte, elevando su testuz,
preside el interfluvio de sus ríos,
con la caliza, su riqueza y sus miserias,
las cuevas, refugio del silencio
en tiempos de posguerra.
Ascendiendo por esos cerros
los centenarios castaños
acogen al caminante en su seno,
tapizadas laderas de pasto
anuncian la proximidad del Convento,
férrea estructura de piedra
que desafía el paso del tiempo.
Es Toral de los Vados,
raíz, semilla que germina,
prospera floreciente en el estío,
con el frío entra en letargo y duerme.
Luz y sombra, cruce de caminos,
alameda, viñedo y arcilla,
ilusión emergente que palpita
en su inminente destino.

 

“Jule”