Año nuevo, vida nueva

 

JULE -AF2

nuevo-4 [Resolucion de Escritorio]

A un día de que acabe la añada

calma total en mi alma fascinada.

Todo transcurre lento, sin prisa,

pero sin pausas en esta vida insumisa.

Mientras no se muera la esperanza

habrá que luchar con templanza,

luchar por las causas nobles sin dolor.

Para el mundo pido paz y amor,

prosperidad para la necesidad

de los pobres, por la humanidad.

Todos al unísono es viable,

poder ver un carácter menos alterable.

Y así poder vivir en paz y disponible

sabiendo que has hecho todo lo posible

y no volver la vista atrás sin sentido

sino es para ver el trecho recorrido,

y volver hacia adelante con firmeza,

con un alma de noble belleza,

con unos ojos desnudos, sin brumas,

con una existencia plena, sin espuma,

y unos ojos donde verme reflejado

en la profundidad del amor soñado.

Anuncios

Toral, raíz y semilla.

JULE -AF2 DSC_4405dd [Resolucion de Escritorio]

Toral, raíz y semilla

En una zona de tierras bajas,
donde vados, toros y prados,
antaño dieron nombre a este pueblo,
donde los hermanos ríos,
moribundos aunque caudalosos,
eligen como lecho de muerte,
sus plácidas riberas bordadas,
al cobijo de las humeiras
que a la orilla se encaraman.
Extensas alamedas al paso
que en otoño cubren el suelo
con los despojos de las hojas,
alfombra del paseante,
laberinto de los sentidos despiertos.
Orientado al norte, elevando su testuz,
preside el interfluvio de sus ríos,
con la caliza, su riqueza y sus miserias,
las cuevas, refugio del silencio
en tiempos de posguerra.
Ascendiendo por esos cerros
los centenarios castaños
acogen al caminante en su seno,
tapizadas laderas de pasto
anuncian la proximidad del Convento,
férrea estructura de piedra
que desafía el paso del tiempo.
Es Toral de los Vados,
raíz, semilla que germina,
prospera floreciente en el estío,
con el frío entra en letargo y duerme.
Luz y sombra, cruce de caminos,
alameda, viñedo y arcilla,
ilusión emergente que palpita
en su inminente destino.

 

“Jule”