Autor/interprete: The Beatles

thumbnail_cabecera.jpg

"Abbey Road" salió a la venta el 26 de septiembre en el Reino Unido y el 1 de octubre de 1969 en los Estados Unidos. Sería el último álbum grabado por la banda ya que “Let It Be” que se publicó posteriormente en 1970 había sido grabado con anterioridad. La producción corrió a cargo de George Martin, Geoff Emerick y Alan Parsons que también participó como asistente de Grabación. El título original del disco iba a ser "Everest", que era la marca de cigarrillos que fumaba Emerick uno de los ingenieros de grabación, pero finalmente optaron por el nombre de la calle.

El 8 de agosto de 1969 sobre las 11:30 de la mañana, al fotógrafo Iain Macmillan empleó unos 10 minutos para realizar la fotografía que sería la portada del álbum donde los cuatro de Liverpool salen cruzando el paso de peatones en la calle Abbey Road, frente a los estudios donde se grabaron casi todas sus canciones. La portada con esa fotografía se convirtió en una de las más famosas de la historia de la música.

SINGLE

Este álbum fue un trabajo que se hizo en tiempo de descuento ya que en la banda había demasiados conflictos que hacían imposible el poder seguir trabajando juntos. El mismo George Martin había puesto punto final tras la turbulenta grabación de Let it be. Sin embargo, aceptó trabajar finalmente en este proyecto después de que Paul le suplicara y poniendo una serie de condiciones sobre el control del estudio.

El esfuerzo mereció la pena ya que consiguieron hacer de Abbey Road uno de los mejores discos del grupo y prueba de ello es que es uno de los 6 certificados con disco de diamante que poseen.

La canción

"Come Together" es una aportación de Lennon y abre el albúm, también se lanzaría junto a "Something" en un single a principios de octubre del mismo año. En Estados Unidos estuvo 18 semanas en las listas y alcanzó el número 1. Pero en el Reino Unido la BBC censuró la canción porque curiosamente según ellos hacía publicidad a la marca Coca-cola y que supuestamente hacía referencia a la cocaína.

Para acercarnos al origen de la canción tenemos que buscarlo en el entorno de un personaje llamado Timothy Leary, psicólogo estadounidense famoso por defender el uso terapéutico del LSD y otras sustancias con las que experimentaba al mismo tiempo las promovía como una forma de revolución social. Este tipo de prácticas ilícitas terminarían procesándolo.

En 1969 es absuelto y como venganza anuncia su candidatura para gobernador de California, donde se tendría que enfrentar al mismísimo Ronald Reagan.

Como parte de los preparativos de la campaña electoral, Leary crea un eslogan "Come Together, Join the Party" (Venid juntos, uníos al partido) y aquí es donde comienza la conexión beatle. La guerra de Vietnam estaba en su apogeo y la pareja más célebre del momento tras su boda en Gibraltar anunciaba que dedicaría su luna de miel a realizar una protesta a favor de la paz y que lo harían desde la cama.

Rosemary y Thimoty Leary, Ono y Lennon en su Bed-in.
Foto de Stephen Sammons

Comienza así su primer "Bed-in" por la paz en el Hilton de Ansterdan del 25 al 31 de marzo, meses más tarde lo repetirían en la habitación 1742 del Queen Elizabeth de Montreal, lugar en el que junto a Leary, Tommy Smothers, Dick Gregory entre otros, grabarían el himno por la paz "Give Peace a Chance" y es donde también Leary le pide a Lennon que componga una canción para su campaña electoral. Lennon improvisó una melodía en la que entraba el juego de palabras del eslogan y no fue más lejos ya que este proyecto tuvo poco recorrido debido a que se reabrió el caso por posesión de estupefacientes del aspirante a político y así finalizó el vínculo de la canción con Leary. Como dato curioso, en la actualidad, pasar una noche en la mítica habitación 1742 del Queen Elizabeth cuesta aproximadamente 1.700 euros.

Haciendo un punto y aparte, Lennon decide aprovechar la canción y darle una vuelta y el 21 de julio John se la presenta a sus compañeros y comienzan a trabajar en ella. La melodía y el ritmo estaban claramente inspirados en ""You Can´t Catch Me", de Chuck Berry. Tanto es así que McCartney advirtió a Lennon de esta circunstancia y esto le obligó a realizar ciertos cambios en la estructura, el tempo y en la letra, no obstante estos cambios parece ser que no fueron suficientes y en 1973 el editor de la canción de Berry, Morris Levy demandó a Lennon por plagio. El propio Lennon reconoció que podía tener alguna similitud ya que Chuck Berry era su ídolo y estaba muy familiarizado con su música.

Lennon y Berry en el Show de Mike Douglas en febrero de 1972

Como ninguna de las partes tenía muchas ganas de que este lío pasara a mayores, un acuerdo extrajudicial puso fin a la demanda. En dicho acuerdo Lennon se comprometía a grabar algunas canciones del catálogo propiedad de Levy para que éste tuviese unos buenos ingresos y así resultó el disco Rock’n’Roll publicado en 1975.

El tema que trata la canción sólo tiene explicación dentro del surrealismo, frases sueltas inconexas que dan lugar a interpretaciones de todo tipo. Personalmente me quedo con la justificación de la métrica, linea melódica y por supuesto con el bajo de McCartney.

Ha sido una de las canciones del grupo más versionadas: Supremes, Diana Ross, Tina Turner, Aerosmith, Bobby McFerrin, Michael Jackson, Oasis, etc. La Revista Rolling Stone posicionó esta canción en el número 205 entre las 500 mejores de todos los tiempos.

image

Woman

thumbnail_cabecera.jpg

image

Autor/interprete: John Lennon

El 17 de noviembre de 1980 la discográfica Geffen Records publicaba “Double Fantasy”. Coproducido por Jack Douglas, este trabajo suponía el regreso a la actividad musical de John Lennon después de un descanso de aproximadamente 5 años en los que el exbeatle se centró fundamentalmente en su familia.

back“Básicamente lo hemos decidido, sin ningún gran drama, para estar con nuestro bebé tanto como nos sea posible…, hasta que sintamos que podemos tomarnos el tiempo libre para disfrutar de nosotros mismos trabajando en cosas fuera de la familia”, así explicaba y justificaba John su descanso musical en una entrevista concedida en Tokio en 1977.

Un regreso muy esperado, tanto por sus fans como por la industria discográfica. El álbum a pesar del efecto montaña rusa provocado por las canciones de Yoko Ono, que desde mi punto de vista bajaban bastante el nivel, estaba lleno de buenas canciones: "Starting Over", "I´m Losing You", "Beautiful Boy", "Woman", etc. El éxito estaba garantizado, la maquinaria del exbeatle estaba bien engrasada y volvía a funcionar. El propio John declaró: “Tenemos un disco; ya hay suficiente material para el segundo y canciones para un tercero. Queremos editar al menos un trabajo por año”. Dejaba claro que su intención era volver a la primera línea.

Un contratiempo hace que todo se cambie a negro cuando unas semanas más tarde el lunes 8 de diciembre poco antes de las 11 de la noche en el momento que John y Yoko regresaban del estudio Record Plant a su domicilio, un joven de 25 años llamado Mark David Chapman, el mismo que unas horas antes se le había acercado para que le firmase su último disco “Double Fantasy”, le gritó “Mister Lennon”, y sin más le vació el cargador de un 38 special, 5 disparos con balas de punta hueca, dos entraron por la espalda y salieron por el pecho, otras dos le atravesaron su hombro y brazo izquierdo y una le rozó el cuello y terminó impactando contra una ventana. Lennon sólo pudo caminar unos pasos hasta que cayó mortalmente herido frente a la entrada del edificio. John fue trasladado con urgencia al Hospital Roosvelt, pero había perdido mucha sangre y llegó sin pulso. Intentaron reanimarlo durante 20 minutos y certificaron su muerte a las 23:15h.

Lennon Chapman-2

Lennon firmando el disco al asesino (fotografía de Paul Goresh) y detalle del disco con la firma

El fotógrafo Paul Goresh pasaba largas horas en los alrededores del edificio Dakota esperando la foto perfecta de Lennon en sus entradas y salidas del domicilio y ese día inmortalizó el momento en el que el exbeatle le firma el disco "Double Fantasy" a su asesino. El ejemplar fue localizado por un hombre después del suceso en una jardinera próxima al edificio. En 2003, esta copia firmada a David Chapman alcanzaba los 525.000 dólares en una subasta, convirtiéndose en el disco más caro de la historia y en julio de 2017 se puso a la venta por 1,5 millones de dolares.

La canción:

Woman es una de las buenas canciones del disco, se publicó como cara A del segundo sencillo (primero después de su muerte) acompañado en la cara B por “Beautiful Boy” otra gran canción dedicada a su hijo . El single fue número 1 en el Reino Unido y en Estados Unidos llegó al número 2 en Billboard Hot 100 y alcanzó el primer puesto en el Cashbox Top 100.

WOMAN-S

En los primeros compases de la canción, Lennon susurra: “For the other half of the sky” (para la otra mitad del cielo). Es una canción dedicada a la figura de la mujer en la que pretende exaltar todas sus bondades. Esta circunstancia ha servido para alimentar cierta polémica sobre quién podía ser la mujer a la que hacía referencia, algunos decían que podía ser su madre Julia y otros su mujer. No hay duda la diana de la canción era Yoko Ono, era su musa e intenta agradecerle todo lo que había hecho por él.

"Mujer, difícilmente puedo expresar mis emociones mezcladas y mi pensamiento. Después de todo, te estaré por siempre en deuda… y mujer, intentaré expresar mis sentimientos internos y mi agradecimiento por mostrarme el significado del éxito …"

En una entrevista para la revista Rollings Stones el 5 de diciembre dijo que “Woman” era una “versión madura” de la canción “Girl”, canción perteneciente al álbum de The Beatles Rubber Soul (1965).

Mi versión:

image

MRS ROBINSON

thumbnail_cabecera.jpg

MRS ROBINSON

Autor/interprete: Simon y Garfunkel

Amigos desde la infancia, Paul Simon y Art Garfunkel comenzaron muy pronto a dar muestras de su gran potencial, tanto es así que haciéndose llamar “Tom & Jerry” como los personajes de los dibujos de la Warner Bros grabaron en 1957 su primer single “Hey Schoolgirl”. La canción con influencias claras de los Everly Brothers tuvo buena aceptación y consiguieron vender más de 100.000 copias. Aprovechando el éxito lo intentaron con otras canciones pero el resultado no fue el mismo y la frustración llevó a romper el dúo durante algún tiempo. Este sería el primer episodio de los muchos desencuentros que les acompañarían durante prácticamente toda su historia.

En 1964 deciden volver y publican su primer álbum ”Wednesday Morning 3 am”, aquí aparece la primera versión de “The Sound of Silence”. Este álbum pasó sin pena ni gloria ya que tenía un perfil acústico con grandes competidores en aquel momento. Esta circunstancia motivó que se tomasen de nuevo otras vacaciones forzosas.

El promotor discográfico Tom Wilson escuchó “The Sound of Silence” y decidió darle una vuelta a la producción, consiguiendo esta vez que la canción llegase a un público joven reivindicativo que terminó convirtiéndola en todo un himno. La discográfica no dudó en aprovechar la ocasión y los convenció para que se pusieran a trabajar duro y tanto es así que consiguieron publicar en muy poco tiempo dos álbumes: “The Sound of Silence” y “Parsley, Sage, Rosemary and Thyme”. A partir de aquí comienzan los conciertos por Estados Unidos y Europa.

Llega el año 1967 con la película “El Graduado”, banda sonora a cargo del dúo, donde “Mrs. Robinson” fue número uno durante tres semanas. Sin duda es uno de los mejores años aunque también terminan cada uno por un lado, Garfunkel dejándose querer por el cine y Simon con su música en el estudio de grabación. A finales de 1969 se vuelven a unir e inician una nueva gira llegando a 1970 que es sin duda su etapa más creativa con “Bridge Over Troubled Water”, un álbum que se posicionó rápidamente en los primeros puestos de las listas de Estados Unidos y Reino Unido, una obra maestra que sólo en Estados Unidos vendió más de 8 millones de copias. Las cosas no podían ir mejor pero las diferencias entre Paul y Art hacían imposible seguir con el dúo y finalmente decidieron poner punto casi final en el año 1972.

Tanto uno como otro comienzan a preocuparse más por sus carreras en solitario, el dúo no se vuelve a dejar ver hasta el mes de septiembre de 1981 en uno de los mejores conciertos que se recuerda de la música moderna celebrado en Central Park de Nueva York ante más de medio millón de personas. A partir de este momento las apariciones son muy esporádicas y de orden menor y en 2003 la ceremonia de los premios Grammys los vuelve a reunir para recoger el premio en reconocimiento a su trayectoria, la gala que fue presentada por el mismísimo Dustin Hoffman e interpretaron “The Sounds of Silence” .

Con Simon y Garfunkel nos encontramos ante uno de los mejores grupos del folk-pop-rock de la historia. Se trata de una fusión perfecta entre la mente creadora de Simon y la voz de Garfunkel que tiene como resultado la creación de obras maestras como “The bóxer”, “America”, “Bridge Over Troubled Water”, “The Sound of Silence”, “Mrs Robinson”, “Bye bye love”, etc., canciones que pasan de generaciones a generaciones conservando la frescura del primer día.

La canción

Mrs. Robinson, En muchas ocasiones cuando escuchas una canción, automáticamente viene a tu cabeza una imagen, una escena, un recuerdo, este es el caso de la canción “Mrs Robinson” y la película “El Graduado”.

Mike Nichols, director de la película, era un fiel seguidor del dúo y se empeñó en que la banda sonora de su próxima película debía correr a cargo de Simon y Garfunkel. En ese momento el dúo estaba muy ocupado con las giras y Simon advirtió al productor Lawrence Turman que no podían pararse para componer algo específico para la película. La presión entre productor y músicos terminó llegando a un acuerdo en el que se comprometían a aportar tres canciones, pero pasó el tiempo y Nichols necesitaba terminar su trabajo y de las composiciones pactadas no había nada. Simon sólo había iniciado una canción que no tenía nada que ver con la trama de la película ya que estaba pensada para Eleanor Roosevelt, mujer del que había sido presidente de los Estados Unidos y en la que también se hacía una reseña inconexa al beisbolista Joe Dimaggio. Simon le enseñó un avance de la composición y Nichols, golpeando la mesa con aire autoritario dijo: “A partir de hoy, esta canción es Mrs. Robinson, no Mrs. Roosevelt. Esta circunstancia justifica que cuando intentamos ver en la letra alguna referencia a la película puede que sólo encontremos el nombre del personaje que encarnaba la actriz Anne Bancroff.

La película resultó ganadora de un Oscar al mejor director y nominada a otros seis (entre ellos, mejor película, mejor actor y mejor actriz). En España se estrenó el 29 de abril de 1969 tras la pertinente supervisión y recortes por parte de la censura.

Mi versión

Una versión que quizás se acerca más a la que grabaron en su día Lemondheahs que a la de Simon y Garfunkel, no obstante para subrayar esa unión entre la canción y la película he querido rescatar para el final el sonido original de la que es sin duda la “escena” de la película: “Señora Robinson, está usted intentando seducirme”. Icónica frase del joven Benjamin rendido ante los encantos de la señora Mrs Robinson.

El Límite

thumbnail_cabecera.jpg

thumbnail_ATT11076

La Frontera es una banda de rock formada en el año 1984 por un grupo estudiantes de publicidad de la Facultad de Ciencias de la Información de Madrid. Originalmente el grupo estaba compuesto por Tony Marmota (Bajo), José Bataglio (Batería), Quino Maqueda (Guitarra) y Rafa Hernández (Guitarra) y como líder indiscutible Javier Andreu (Voz y guitarra). Esta configuración sufrió muchos cambios a lo largo de su historia con idas y venidas de músicos de distintas formaciones, sólo Andreu y Tony mantuvieron fielmente la permanencia en el equipo.

Se dieron a conocer como “Las Muñecas Repollo”, pero tras ganar el festival Villa de Madrid de 1984 con su "Duelo al sol" y a sugerencia del crítico de musical Jesús Ordovás cambiaron el nombre por el título de una de sus primeras canciones y también del que sería su primer álbum “La Frontera”.

thumbnail_R-8140537-1455906588-7377.jpegEl patrón dominante de su estilo musical ha estado marcado por un western-rock de entorno fronterizo avalado por unas letras que en su mayoría hacen referencia al lejano oeste. Esta circunstancia no les eximió de crear también grandes temas más próximos al pop-rock tradicional.

Después de un recorrido de más de tres décadas, me quedaré el periodo que va desde 1989 al 1992,  en el que publican “Rosa de los Vientos” (1989), con este trabajo alcanzan la mayor popularidad y éxito. En este periodo también coincide con el recopilatorio  “Capturados Vivos” (1992), un directo que recopila las mejores canciones hasta ese momento como “Pobre Tahúr”, “Juan Antonio Cortés”, “Judas el Miserable”, “Rosa de los Vientos” y por supuesto “El Límite”  entre otras más. Este recopilatorio se grabó en la Plaza Sony de la Isla de la Cartuja de Sevilla durante la celebración de la Expo’92, sin duda catapultó definitivamente al grupo.

Una de las mejores canciones de la Frontera, si no la mejor desde mi punto de vista, es “El límite”, con esta pieza consiguieron fundir de manera magistral una buena melodía con una mejor letra que utiliza perfectamente la nostalgia y la esperanza para tratar un tema tan importante como es el paso del tiempo y la amistad. Cuando todo parece perdido, cuando la oscuridad domina tu horizonte, cuando la desesperación te lleva al límite, llega la mano de un buen amigo dispuesto a sacarte del agujero. Sin duda es la típica canción que siempre te apetece escuchar y por supuesto versionar.

ENLACE DEL TRACK

image

https://soundcloud.com/user-97069724/el-limite

My Sweet Lord

thumbnail_cabecera.jpg

HARRISON-CHIFFONS

Tras la separación del cuarteto de Liverpool y el comienzo de sus carreras en solitario fue George Harrison en noviembre de 1970 el más madrugador a la hora de debutar como solista con la publicación por Apple Records del que sería el primer álbum triple de la historia “All Things Must Pass”. Posiblemente esta posición de salida no respondió a algo casual, sino que fue motivada por las ganas que tenía de mostrar su valía como compositor después de haber ocupado un papel de segundón tras el tándem Lennon-McCartney.

En este álbum sobresalió de manera estrepitosa “My Sweet Lord”, el primer sencillo de este trabajo, que pronto alcanzó la cima en las listas tanto en Estados Unidos como en Inglaterra consiguiendo además 6 discos de platino. La revista Rolling Stone la situó en el puesto 454 en su lista "Las 500 mejores canciones de todos los tiempos".

Nació como una idea con cierto aire gospeliano tipo “Oh Happy Day” de Edwin Hawkins para ser incluida dentro del álbum “Encouraging words” de Billy Preston con quien Harrison estaba colaborando en aquel momento, pero finalmente le gustó como quedaba la canción y decidió adaptarla a su estilo y grabarla también en su primer disco como solista.

Motivado por las influencias del hinduismo, fue escrita como alabanza al dios Krishna, sin embargo se consideró un canto religioso con tendencias un tanto ambiguas entre el hinduismo y el cristianismo, donde se repiten coros con aclamaciones judío-cristianas (Hallelujah) mezcladas con partes de mantras hindúes (Hare Krishna).

El misticismo, espiritualidad y tranquilidad que transmite la canción hizo que se convirtiese en un reclamo para un tiempo donde se preconizaba el lema “Paz y Amor”. De esta época de triunfal destaca el primer concierto benéfico de la historia que fue promovido por Ravi Shankar y George Harrison a favor de los refugiados de Bangladesh y celebrado en el Madison Square Garden de Nueva York en agosto de 1971, donde la interpretación de “My Sweet Lord” fue aclamada como un himno.

La paz y tranquilidad que proyectaba esta canción tuvo su fin cuando en 1976 la compañía Bright Tunes Music Corp. demandó a Harrison por plagio, debido a una violación de los derechos de autor, ya que supuestamente imitaba a la canción “He’s So Fine” escrita por Ronnie Mack (1962) e interpretada por The Chiffons, esta canción había tenido cierto éxito en Estados Unidos llegando a ocupar los primeros puestos de las listas durante cinco semanas.

Así comenzó la interminable y enrevesada historia judicial en la que en una primera fase se decretó que era obvio que ambas canciones eran virtualmente idénticas y aunque no se había utilizado de manera consciente la melodía de “He’s So Fine”, se declaró en contra de Harrison por plagio inconsciente. Esta sentencia dio paso a una segunda fase del juicio donde se tenía que concretar el valor de los daños. Se determinaron las ganancias de la canción en los 5 últimos años que ascendieron a 2.155.028 dólares y sobre este total el Juez sentenció que las 3/4 partes del éxito de “My Sweet Lord” se debieron a que la melodía había sido plagiada y la cuarta restante al prestigio de la figura del exbeatle y a la nueva letra. Resumiendo: total a pagar 1.599.987 dólares.

Esta polémica no terminó aquí y le acompañó durante varios años hasta que finalmente en 1990 adquirió todos los derechos de ambas canciones y puso fin así a esta amarga historia.

El 2002 My Sweet Lord volvió a llegar al número uno de las listas del Reino Unido debido a la reedición del disco que se publicó tras la muerte de Harrison.

De esta canción he grabado varias versiones y ésta que presento es el resultado de una mezcla de todas ellas.

thumbnail_MY-SWEET-LORD-TRAK-7

SÓLO POR TU DINERO

thumbnail_cabecera.jpg

SOLO POR TU DINERO

Un domingo del mes de mayo o junio del año 1984. Acostumbrábamos a visitar el “Mesón Don Álvaro”, en aquella época regentado por Emilio, quien se había encargado de darle un aspecto más próximo a lo que podía ser un pub.

MAQUINAUna vez hecha la correspondiente aproximación espacio temporal, recuerdo que se nos acercó “Berna” y nos dijo “¡chavales!, ¿queréis escuchar lo último del panorama nacional?” y sin esperar respuesta se dirigió a la máquina de discos que estaba al lado de la puerta de entrada y tras introducir la correspondiente moneda de 5 pesetas comenzó a sonar “Para ti”. Así fue como escuche por primera vez a Manolo Tena con su grupo Alarma!!!.

Alarma!!!, un trio formado por Manolo Tena (voz y bajo), José Manuel Díaz (batería) y Jaime Asúa (guitarra), su primer ensayo de nombre fue FBI y finalmente inspirados en el grupo británico “The Alarm” pasaron a llamarse Alarma!!!. Comenzaron siendo teloneros de la banda de Rosendo (Leño). En 1984 publicaron su primer álbum bajo el título homónimo, "Alarma!!!", un buen trabajo lleno de buenas canciones pero sin suerte en el mercado. Un año después lanzaron el que sería su segundo y último LP "En el lado oscuro" y se incorporan como invitados de honor en la gira de Miguel Ríos "Rock en el Ruedo” y tras esta experiencia, nos quedamos con las ganas de su tercer disco ya que el grupo terminó disolviéndose en 1986.

Aunque no tuvieron un gran recorrido, tan sólo dos LPs y un recopilatorio, desde mi punto de vista creo que fue uno de los mejores grupos de la década. Inspirados en “The Police” consiguieron un sonido muy auténtico, con un estilo un tanto contrapuesto como resultado de la mezcla de un rock muy urbano y un reggae progresivo. Una mención especial merecen las letras de las canciones en las que el maestro y malabarista de palabras “Tena” dejó buena muestra de su gran talento.

La canción que versionó en esta ocasión, pertenece al segundo álbum “En el lado oscuro”. Una melodía contundente y pegadiza creada por Jaime Asúa, sobre la que discurre una buena letra a cargo de Tena llena de sentencias que describen una buena y vieja historia: ”Todos te dicen te quiero, pero ninguno es sincero, es una inversión de capital. Todos te dicen te quiero, pero ninguno es sincero, y estas invitada a un carnaval.”

 

image

“Downstream”-Supertramp

thumbnail_cabecera.jpg

image   Supertramp, aunque muchos de los más jóvenes identificarán este nombre con el de algún superpresidente que está muy de moda en los últimos tiempos, aclaro que no tiene nada que ver. El nombre pertenece a un grupo británico de rock sinfónico-progresivo y fue propuesto por unos de sus primeros integrantes después de haber leído la novela “Autobiografía de un Supervagabundode William Henry Davies.

Su formación principal estaba compuesta por Rick Davies voz y teclados y Roger Hodgson voz, guitarra y teclados, ambos como líderes y compositores principales, el resto de la banda lo componían Dougie Thomson al bajo, Bob Siebenberg a la batería y como animador principal y dominando los instrumentos de viento John Helliwell.

Tras unos comienzos sin mucho éxito a principios de los 70, es a partir de 1974 con al álbum “Crime of the century”, cuando alcanzan el primer puesto en las listas en Reino Unido y se dan a conocer en toda Europa y Estados Unidos. Después llegaría “Crisis?, what crisis?” (1976), “Even in the quietest moments” (1977) y “Famous last words” (1982). Este último álbum supone un punto y aparte en el recorrido de este grupo y desde mi punto de vista el fin de su etapa dorada, ya que a partir de la gira de su promoción por todo el mundo (1983), Roger Hodgson deja el grupo y da comienzo otro capítulo en la historia de Supertramp. PIANO [Resolucion de Escritorio]

La primera referencia que tuve de Supertramp fue al escuchar la sintonía del programa informativo de los sábados “Informe Semanal”, que utilizó para su sintonía la parte instrumental del final de la canción “Another man’s woman”. Algunos recordaréis aquella melodía tan pegadiza de finales de los 70 y principios de los 80.

SUPERTRAMP [Resolucion de Escritorio]Mi interés por los “Supervagabundos” comenzó a través de una profesora de inglés en el instituto (Mª del Mar), con la que un par de veces al mes hacíamos actividades de traducción y fonética con canciones. El primer día que tuvimos esta actividad llegó a clase con un LP que tenía en la portada un piano lleno de nieve, se trataba de “Even in the quietest moments” de Supertramp y la canción elegida “Gib a lit a bit”. Me encanto.

Una vez “clavado el aguijón” sólo me quedaba ir consiguiendo poco a poco todos sus discos. Recuerdo que Famous last words” fue un regalo de mis amigos cuando cumplí los 18.

Con mucho atrevimiento he subido mi versión de “Downstream”, canción que pertenece al álbum del piano nevado que comenté anteriormente. Rick Davies compuso esta canción y se la dedicó a su mujer Sue. El tema trata con mucha sensualidad sobre los primeros tiempos de enamoramiento de dos personas que comienzan una relación. Tengo una imagen para recordar a propósito de esta canción y es cuando en los conciertos Rick Davies se quedaba sólo en el escenario con su piano de cola bajo una luz cenital y comenzaba a interpretarla. Simplemente ¡Apoteósico!

PD. En esta ocasión he tenido la suerte de poder contar con la colaboración de mis hijas. Lorena ha diseñado la portada del Track y Noemí ha grabado la pista de piano. Muchas gracias.

TRACK