Roxanne

 

thumbnail_cabecera.jpg

1978 roxanneFue con el radiocasete estéreo Panasonic, que era mi bien más preciado en aquel momento, donde gracias a la programación de Radio 3 y a Rafa Abitbol escuché por primera vez a The Police. Si no recuerdo mal, fue en un programa especial emitido a horas un tanto vespertinas donde Abitbol presentaba en primicia a un grupo que ya estaba triunfando en Inglaterra y EE.UU. Siguiendo la práctica habitual, grabé directamente de la radio las cuatro canciones del programa en una de aquellas cintas BASF: “Next To You”, “So Lonely”, “Roxanne” y “Can’t Stand Losing You”.PANASONIC

The Police, grupo británico formado por tres talentos. Stewart Copeland  a la batería, Andy Summers a la guitarra y Sting (Gordon Summer) al bajo y voz. Se presentaron con un estilo muy particular y difícil de clasificar que algunos críticos lo situaron en la órbita del punk, reggae y pop británico.

Police_0001En 1978 publican su primer álbum, “Outlandos D’Amour”, al año siguiente presentan “Reggatta De Blanc” e inician su primera gira. Un año después editan “Zenyatta Mondatta”, en 1981 publican “Ghost In The Machine” y en 1983 “Sinchronicity”, su último disco. Después de la gira de este último el grupo se disuelve en 1984 y continúan con sus carreras en solitario. En el 2007 reaparecen tocando el mítico “Roxanne” en la ceremonia de entrega de los Grammys para celebrar su 30 aniversario y a continuación inician una gira que terminaría al año siguiente en el Madison Square Garden de Nueva York después 75 conciertos por todo el mundo y vender más de dos millones y medio de entradas.

La interesante historia de la canción que versiono en esta ocasión tiene su origen en octubre de 1977, cuando The Police ya se había definido como trio después de algunos ajustes en su formación inicial y comienzan a buscar lugares para tocar, darse a conocer y abrir un camino en la escena europea. La primera oportunidad la encuentran en Paris, donde actuarán como teloneros de Wayne County & The Electric Chairs en la Sala Nashville.

En una de aquellas noches parisinas Sting salió a dar una vuelta por el Barrio Rojo que estaba cerca del hotel donde se alojaban y viendo a aquellas mujeres que ofrecían sus servicios en la calle, se imaginó una historia de amor con una de ellas y le suplica de manera insistente que no tiene que estar en esas calles por dinero, que cambie de rumbo, que haga otra cosa con su vida y que no encienda más la luz roja…

Al regresar al hotel pudo ver en el hall un cartel que anunciaba la representación teatral  de “Cyrano de Bergerac” y pensó en que ya que Roxanne era el amor tan deseado como imposible de Cyrano también podía ser el nombre de la protagonista de su canción. De la unión de estas dos circunstancias resultó la mítica “Roxanne”.

Roxanne fue el primer single de The Police y aunque el éxito no fue instantáneo ya que en un primer momento sufrió la censura de la BBC por tratarse de la historia de una prostituta francesa, fue relanzada en 1979 y se convirtió en un gran éxito a nivel mundial y un himno que prácticamente nunca faltó en los conciertos de The Police ni de Sting en su carrera en solitario.

 

Track

“Downstream”-Supertramp

thumbnail_cabecera.jpg

image   Supertramp, aunque muchos de los más jóvenes identificarán este nombre con el de algún superpresidente que está muy de moda en los últimos tiempos, aclaro que no tiene nada que ver. El nombre pertenece a un grupo británico de rock sinfónico-progresivo y fue propuesto por unos de sus primeros integrantes después de haber leído la novela “Autobiografía de un Supervagabundode William Henry Davies.

Su formación principal estaba compuesta por Rick Davies voz y teclados y Roger Hodgson voz, guitarra y teclados, ambos como líderes y compositores principales, el resto de la banda lo componían Dougie Thomson al bajo, Bob Siebenberg a la batería y como animador principal y dominando los instrumentos de viento John Helliwell.

Tras unos comienzos sin mucho éxito a principios de los 70, es a partir de 1974 con al álbum “Crime of the century”, cuando alcanzan el primer puesto en las listas en Reino Unido y se dan a conocer en toda Europa y Estados Unidos. Después llegaría “Crisis?, what crisis?” (1976), “Even in the quietest moments” (1977) y “Famous last words” (1982). Este último álbum supone un punto y aparte en el recorrido de este grupo y desde mi punto de vista el fin de su etapa dorada, ya que a partir de la gira de su promoción por todo el mundo (1983), Roger Hodgson deja el grupo y da comienzo otro capítulo en la historia de Supertramp. PIANO [Resolucion de Escritorio]

La primera referencia que tuve de Supertramp fue al escuchar la sintonía del programa informativo de los sábados “Informe Semanal”, que utilizó para su sintonía la parte instrumental del final de la canción “Another man’s woman”. Algunos recordaréis aquella melodía tan pegadiza de finales de los 70 y principios de los 80.

SUPERTRAMP [Resolucion de Escritorio]Mi interés por los “Supervagabundos” comenzó a través de una profesora de inglés en el instituto (Mª del Mar), con la que un par de veces al mes hacíamos actividades de traducción y fonética con canciones. El primer día que tuvimos esta actividad llegó a clase con un LP que tenía en la portada un piano lleno de nieve, se trataba de “Even in the quietest moments” de Supertramp y la canción elegida “Gib a lit a bit”. Me encanto.

Una vez “clavado el aguijón” sólo me quedaba ir consiguiendo poco a poco todos sus discos. Recuerdo que Famous last words” fue un regalo de mis amigos cuando cumplí los 18.

Con mucho atrevimiento he subido mi versión de “Downstream”, canción que pertenece al álbum del piano nevado que comenté anteriormente. Rick Davies compuso esta canción y se la dedicó a su mujer Sue. El tema trata con mucha sensualidad sobre los primeros tiempos de enamoramiento de dos personas que comienzan una relación. Tengo una imagen para recordar a propósito de esta canción y es cuando en los conciertos Rick Davies se quedaba sólo en el escenario con su piano de cola bajo una luz cenital y comenzaba a interpretarla. Simplemente ¡Apoteósico!

PD. En esta ocasión he tenido la suerte de poder contar con la colaboración de mis hijas. Lorena ha diseñado la portada del Track y Noemí ha grabado la pista de piano. Muchas gracias.

TRACK

“Day Tripper”

thumbnail_cabecera.jpg

DAY-TRIPPER (2)“Day Tripper” es una canción incluida en el álbum “Rubber Soul” – The Beatles.

Se grabó el 16 de octubre de 1965 y fue compuesta casi íntegramente por John Lennon que se inspiró para su música en "Watch your step" de Bobby Parker. McCartney en esta ocasión sólo aportó algún que otro verso. Lo que más sobresale de esta canción es el magnífico riff de guitarra que curiosamente aunque era una tarea reservada a George Harrison, en este caso es también de Lennon.

La falta de acuerdo entre Lennon y McCartney sobre la canción que debería ocupar la cara “A” del single entre “Day tripper” y "We Can Work It Out”, motivó que al final llegaran a una salomónica y sorprendente decisión editando un single de doble cara “A”, convirtiéndose en el primer single editado con este formato en la historia de la música moderna.

Lennon dijo “Los daytrippers (viajeros de un solo día) son gente que hace excursiones de un día, ya sabes…, en un ferry o algo así…, pero aquí me refería más a esos hippies de fin de semana…, son hippies a tiempo parcial, se ponen sus camisas a flores y todo eso para escuchar música ácida…”. Años más tarde McCartney comentó que la canción hablaba sobre el ácido lisérgico. Lo que está claro es que el sobresaliente riff de guitarra hace que sobre cualquier tipo de interpretación sobre su temática.

A principios de los 80 conseguí, gracias a la colaboración imprescindible de mi amigo Toño Somoza, la discografía completa de los Beatles (en vinilo por supuesto). Me gustaría recordar aquella “operación mercantil” tan interesante para los dos con esta versión.

En algún lugar

thumbnail_cabecera.jpg

duncan dhu El grito del tiempoPertenece al álbum “El grito del tiempo” (1987) y es posiblemente una de las composiciones de más éxito del grupo donostiarra formado en una primera etapa por Mikel Erentxun, Diego Vasallo y Juan Ramón Viles y desde 1989 sólo y de manera intermitente por los dos primeros. Duncan Dhu.

Los que hemos pasado por la tesitura de tener que ponerle nombre a un grupo sabemos que es una tarea un tanto complicada. Duncan Dhu como nombre siempre me llamó la atención por lo raro que era y parece ser que tiene su origen en la novela “Secuestrado”, de Robert Louis Stevenson autor también de “La Isla del Tesoro” o “El Extraño Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”. La novela cuenta las aventuras de David Balfour y su amigo Alan Breck por las Highlands escocesas. En un capítulo un posadero llamado Duncan Dhu que aloja a los protagonistas, participa en el desenlace de un enfrentamiento entre Alan Breck y un visitante proponiendo, cuando estaban a punto de batirse en duelo, que resolvieran sus discrepancias con un “duelo de gaitas escocesas”. Los propios integrantes de Duncan Dhu han desvelado que no se trataba de un personaje transcendente en la novela pero que les gustaba como sonaba, así de simple.

Sin dejar de reconocer que con un gran nivel creativo y una trayectoria llena de grandes éxitos estamos ante uno de los grandes grupos dentro del panorama nacional, no es uno de los que más me han gustado, aunque algunas canciones como la que presento están dentro de mis preferidas.

Mikel Erentxun es el autor de la música con esta melodía tan poderosa y pegadiza y Diego Vasallo lo es de esta letra que se ha prestado a todo tipo de interpretaciones, desde que si era una manifestación en contra del aborto, tema candente en aquellos años, hasta otros que defendían que se trataba de una denuncia sobre la pobreza y la desesperación que se vivía en algún país de África o Hispanoamérica. El propio Vasallo ha comentado en varias ocasiones que es un grito de protesta que identifica un espacio cargado de tristeza y dolor que nos invita a una reflexión sin señalar a un país concreto.

Esta versión viene de una transformación casi total de una anterior mucho más lenta y simplona que había hecho en plan acústico hace ya algunos años. Nunca me gustó demasiado el resultado y un tiempo más tarde la retomé y recuperando el tempo de la original, le añadí bajo, guitarras, sintetizadores, voces y una potente percusión para darle más fuerza. Una vez mezclado todo esto, quedó algo así.

play

Nowhere Man

thumbnail_cabecera.jpg

Ep -1965 [Resolucion de Escritorio] Extraordinaria canción de los Beatles que pertenece al álbum “Rubber Soul” producido por George Martin. Aunque está firmada por el tándem Lennon-McCartney, lo cierto es que fue compuesta por John Lennon prácticamente en su totalidad.

Se grabó en octubre de 1965 y es de las primeras canciones donde el eje monotemático del amor pasa a segundo plano. La letra tiene cierta orientación filosófica, apunta a la desorientación y el vacío existencial de un personaje fantasmagórico “un hombre de ningún lugar", "sentado en ningún lugar" y " que no sabe a donde va"…

Esta canción, como casi todas las de este álbum, fue compuesta con cierta urgencia ya que las exigencias de la industria discográfica obligaban al cuarteto de Liverpool a sacar a la venta un nuevo disco en las navidades de 1965. Como no podía ser de otra manera, había que seguir multiplicando el rédito de la gallina de los huevos de oro.

Desde mi punto de vista, esta canción con una estructura simple, tiene una magnífica melodía a la que se suma una de las mejores armonías vocales del grupo, sin desmerecer también el juego de palabras de sus versos.

Esta versión que contó en su día con una felicitación muy especial para mí, es también una de las que más he disfrutado en la realización tanto en la parte instrumental como vocal.

thumbnail_NOWHERE MAN-1

Últimas colaboraciones de Miguel Ángel , en su sección : La Caja de Música

KNOCKIN´ ON HEAVEN´S DOOR

 

thumbnail_cabecera.jpg

pat_garrett_and_billy_the_kid-426542599-large Participando un poco del debate y la controversia del momento, he escogido en esta ocasión una canción de las más versionadas de Bob Dylan “Knockin´on heaven´s door”, banda sonora de la película “Pat Garrett y Billy el niño” (1973).

Pocos premios Nobel de Literatura han causado tanta controversia como éste. Desde mi punto vista y dejando a un lado lo oportuno o acertado de esta particular concesión, diré que he conocido a muchos Dylan: el de los himnos protesta, el de las reflexiones íntimas, el de las preguntas sin respuesta, el de los descansos inoportunos, también el tímido, el egocéntrico, el arrogante… Pero si me tuviera que quedar con alguno, me quedaría con aquel que conocí a través de aquella casette de “Grandes Éxitos” que escuchaba a finales de los 70. El de la guitarra acústica y armónica, el de “The Times They Are a Changin”, el de “Just Like a Woman”, el de “Blowin in The Wind”, el de “Like a Rolling Stone”, etc.

Lo realmente cierto, es que Bob Dylan ha renunciado ya hace mucho tiempo a su mito, lo ha enterrado y a estas alturas de la película se puede entender que para siempre. Como consecuencia de esta decisión tan personal y respetable, el problema lo tienen muchos de sus seguidores que siguen buscando a un Dylan que ya no existe y que ahora sólo hace lo que quiere y cuando quiere y por supuesto de la forma que quiere. Concluyo, puede ser romanticismo, pero me quedo con el mito.

image