Los Encanillados

flacoEn todos los pueblos y ciudades de nuestra región, e incluso dentro de la nación existían diversas creencias que a veces eran de obligado cumplimiento dentro del raciocinio particular o colectivo. Y Toral no iba a ser menos.

Recuerdo una de ellas de la cual ya han transcurrido muchos años, pero sigue viva en mi memoria como si fuera hoy.

Había cerca de mi casa una familia con la cual teníamos un gran contacto, casi diría que de familia a pesar de no tener nada que ver. Y hete aquí que a pesar de ser un matrimonio mayor, decidieron tener más descendencia, o quizás fuera ese descuido que en muchas parejas ocurre muy a menudo. El caso es que nació un chaval que ya desde la cuna se vio que no era del todo normal dado que su desarrollo no seguía las pautas establecidas. Era enclenque y delgaducho descolorido de tez, y el pelo ralo; vamos que tenía todos los síntomas de padecer ese mal tan característico y tan común en aquellos tiempos de la mala alimentación infantil. Y no es que en esa casa se careciera de lo más básico, no era el caso, me consta que había la abundancia normal en aquellos años. No se quien les dijo que lo que tenía el muchacho era un

Lee el resto de esta entrada »

Publicado en Vicente. 4 Comments »

La verdolaga , una mala hierba

clip_image001Una mala hierba.

La verdolaga ( Portulaca Oleracea ) Esta planta es muy común en Toral y es por ello que quisiera analizar sus grandes virtudes que posee, no solo en el aspecto médico si no mucho mas importante en el gastronómico, y así sepamos aprovechar el potencial que contiene.

Se puede encontrar en cualquier huerta, y es abundantísima por todos lados, lo que no sabemos es sus inmensas cualidades sobre todo a la hora de aprovecharla como alimento. Se la puede ver incluso en los meses más intensos del estío, y cuando las otras plantas que la rodean están agostadas por los calores, ella sigue ahí tan lozana y verde. Ya era conocida en la antigüedad sobre todo por los griegos, Dioscórides ya la cita en su libro II capítulo 113, y dice de ella que es buena para los dolores de cabeza dolores de estómago, modera las mordicaciones de la vejiga, los riñones y resfría el demasiado apetito del fornicio…..bueno eso según él. Y sigue dando algunas fórmulas magistrales de la manera de usarla, algunas bastante curiosas, pero no es cosa de detenernos en ello ya que lo que más nos importa es su lado comestible.

clip_image003

Se puede comer sin ninguna duda no es en absoluto ni siquiera tóxica, solo es menester recogerla en lugares que estén limpios, es decir no hayan sido previamente rociados de productos nocivos. Se puede usar así tal cual, aliñada como cualquier ensalada o añadiéndola a ellas como complemento, también cocida al estilo de las espinacas. Tiene abundante mucílago, y sobre todo se han descubierto recientemente la gran cantidad de aceites Omega3, conteniendo de este producto la mayor cantidad de ellos del reino vegetal, ved si no es una planta realmente valiosa. Otra fórmula que yo ya experimenté es prepararla encurtida, y está realmente sabrosa. Se hace del modo siguiente. Después de recogida una cantidad adecuada se lava y se introducen tallos y hojas en botes de cristal, se le añaden ajos picados finos, y se completa hasta llenar de vinagre de manzana, de esta manera se puede tener una buena provisión de ella para todo el año, después se toman de la manera que dije mas arriba añadiéndola a ensaladas. Otra forma de prepararla también es mezclarla en las tortillas, friéndola previamente en mantequilla. O si se prefiere se puede usar para hacer sopas.

Ya veréis que después de leer esto mirareis a esta Mala Hierba con otros ojos. Lo importante es saber aprovechar el entorno que nos rodea, y de paso degustar algo que por lo exótico no deja de ser mas importante.

 

José Vicente González Alonso

El saúco en la cocina

https://hemlocklily.files.wordpress.com/2013/06/elder.jpg?w=262&h=197El saúco en la cocina

¡! Hombreé!! Mira por donde acabo de leer el comentario que hizo Ferragachos en el apartado de la vendimia, referente al vino de saúco o sabugueiro como se conoce a esta planta por nuestros lares. Y aprovechando que estamos en plena fructificación de dicha planta, me atrevo a escribir un artículo referente a ella, pero en su vertiente culinaria.

Tiene toda la razón este comentarista, se puede hacer vino de saúco perfectamente, otra cosa es que después resulte inviable su consumo. Recuerdo en mi niñez y además de oírlo contar que algunos miniproductores de vino del lugar, le añadían unos racimos de esas bayas al vino para darle color, lo que es igual para hacerlo más tinto.

Pero hay otra faceta más interesante de dicha planta tanto en medicina natural como para cocinar.

Ni que decir tiene que no hace falta que os la describa pues ¿Quién no tiene un arbusto de esta clase a la puerta de casa o en alguna leira o beiron? Contra lo que muchas personas creen no es para nada venenoso, si acaso sus hojas algo tóxicas nada más. Más tóxicas son las hojas de la patata, por la solanina que contienen, y ya veis el dicho ese “….Que un burro en un patatal”. Como iba diciendo este arbolito que pertenece a la familia de las Caprifoliáceas, y su nombre científico es “Sambucus Nigra”, florece por nuestros lares allá por el mes de abril, se llena de unas flores de color blanquecino agrupadas en unas inflorescencias a modo de sombrillas. Recogidas en su tiempo y dejadas a secar se usan como un excelente sudorífico, yo personalmente las empleo en infusión cuando en invierno veo que me está entrando el clásico trancazo y no veáis como actúan haciéndole a uno sudar de manera abundante.

Otra manera de usar estas flores es recogiéndolas sin que se deshagan las umbelas, se lavan con cuidado se rebozan en huevo, se fríen y…. al plato. Hay personas que no aguantan ese olor dulzón que despiden .Pero superado esto tienen un sabor exquisito.

Ya veis que se aprende algo cada día. Si alguien os viere recogiéndolas lo normal es que te pregunten que para que sirven. Decidle simplemente que para comerlas…..ya veréis la cara que ponen.

Ahora en este mes los racimos de bayas ya están maduros y se pueden recoger también para algo que aunque parezca increíble es cierta, y es para hacer mermelada. Os puedo decir que yo la hago todos los años, y para mí desde luego suple perfectamente a la miel por su sabor muy parecido.

Os daré la fórmula para elaborarla. Una vez recogidas las bayas se ponen en un caldero y se le añaden un poco de agua con el fin de lavarlos un poco…….por aquello de los bichos que pudieran contener. Se pasan a otro caldero y se machacan o exprimen bien que saquen todo su jugo, se va retirando el líquido a otro recipiente. Una vez que está todo bien exprimido, se le vuelve a añadir agua para terminar de extraer todo el jugo. Quedará un líquido de un color rojo sangre, con unas semillas blanquecinas bastante grandes, es en este momento que se debe de colar para eliminarlas. Se le añade el azúcar correspondiente que deberá ser de la proporción de cada litro medio kilo de azúcar más o menos. Eso al gusto. Se deja cocer para que el agua se vaya consumiendo y que quede de una consistencia parecida a la miel. Es el momento de ponerlo en tarros de cristal o recipientes de plástico con tapa. Si alguien se atreve a hacerlo ya verá los resultados. Este preparado tiene fama de ser expectorante, así que ya veis las virtudes de plantas que están a nuestro alrededor y que nadie aprecia. Si me aguantáis, y el tema os gusta os daré más recetas, y algunas bastante curiosas parecidas a esta. Y no es cosa de andar comprando mermeladas elaboradas de fábricas que lo único que contienen son edulcorantes y conservantes en muchos casos perjudiciales para la salud.

Vicente

La Destilación

12d [Resolucion de Escritorio] La Destilación

Me pidió un buen amigo que pusiera en la página alguna receta de licores, pero sobre todo la del licor café. Esto me dio pié para empezar las cosas por el principio y explicar un poco en que consiste la destilación, deshaciendo en cierto modo los mitos y leyendas que esta práctica ancestral posee.

Destilar, es ni mas ni menos que separar distintos líquidos contenidos en otro, aprovechando la propiedad que tienen de evaporarse a distintos grados de calor. Por poner un ejemplo. El agua hierve a 100grados, y el alcohol a 78. Si ponemos en un destilador vino y le damos calor, siempre y cuando la temperatura no alcance los 100 grados, lo primero que saldrá por el serpentín de enfriamiento será el alcohol, ya que el vapor de agua quedará en las paredes del matraz al no superar la temperatura de ebullición. Todo esto a grandes rasgos. De ahí que el aguardiente como todo el mundo sabe hay que elaborarlo muy lentamente, y que la temperatura se mantenga por encima de esos 78 grados sin alcanzar los cien.

Los destilados nunca fueron conocidos ni por griegos ni por romanos, ya que esta práctica no había llegado a ellos todavía. Se tienen noticias que los pueblos tártaros del centro de Asia desde tiempos remotos ya consumían bebidas alcohólicas a partir de leche (Kumiss). Parece un poco raro eso de hacer licores a partir de leche pero lo cierto es que cualquier cosa que contenga azucares y pueda fermentar es susceptible de poder destilarse, obteniendo así elixires de diferentes gustos.

Véase si no el que fabrican los rusos a partir de centeno y que se llama Kawas, o el Calu consumido por algunas tribus americanas y cuyo origen es el vino de palma; el mismo Ron extraído de la caña de azúcar; o el famoso Tequila mejicano elaborado a base de una planta llamada Agave. Recuerdo un año en que la cosecha de cerezas fue abundante, las puse machacadas en un recipiente hasta que al cabo de unos días cuando acabaron de fermentar las destilé obteniendo un aguardiente de buena calidad. En Alemania a este licor se le llama Kirsch.

Y para el que quiera tomarse un güisqui “ad hoc” solo tiene que poner en un aparato destilador alrededor de seis cervezas; con un poco de paciencia y al cabo de media hora lo podrá saborear, eso sí sin color, pero con excelente sabor.

Los árabes fueron los verdaderos impulsores de esta técnica, dándola a conocer por todo occidente. En un principio solo la usaban los alquimistas que eran lo que podríamos llamar los químicos de aquellos tiempos. Describe Avicena (famoso médico árabe) en su popular tratado de medicina “Canon de Avicena”, en que consiste el catarro, y lo hace comparando al cuerpo humano con una especie de alquitara, donde el estómago es la retorta, la cabeza la cúpula, las narices y la boca los conductos por los cuales se expulsan los humores. Si hubiera conocido la fórmula del ferbudo, que introducida en la retorta los efectos que causa, sus tesis hubieran quedado demostradas. Pero como símil comparativo no está nada mal.

Otro día os daré más recetas no solo de licores, si no también de la elaboración de perfumes que también en esto se emplean estos procedimientos.

LICOR CAFÉ

2 litros de aguardiente

1 KG 250
gramos de azúcar

150 gramos de café molido (No vale en grano)

1 palo de canela

Una monda de naranja

Un poco de nuez moscada

Macerar durante 20 días, removiendo a menudo. Al cabo de este
tiempo colar

con una manga de café.

——

LICOR DEL ARZOBISPO DEL TEBRA (Siglo XIV)

4 litros de aguardiente

Un puñado de
manzanilla

Un puñado de
hierba luisa

Un puñado de
hierbabuena

Anís
estrellado, otro puñado

40 gm. de
cilantro

Cáscara de
naranja rallada

1 kg. y
cuarto de azúcar moreno

Tener en infusión un mes revolviendo a
menudo, al cabo del cual se filtra y se embotella.

José Vicente González Alonso
desde A Coruña

Carnavales de Toral de los Vados

InlineRepresentationb314c509-1fde-42e1-bd0c-adf57fbbbd5a[1]

Carnavales de Toral de los Vados

Los carnavales de Toral nunca fueron una cosa extraordinaria, mis recuerdos se centran en las correrías que hacíamos la juventud buscando chicas un poco despistadas para poder meterles un puñado de salvado o harina en la boca, también se llevaba el tiznarlas con aquel carbón llamado islan, con las consabidas reprimendas que llevábamos por parte de las féminas; muchas veces se ampliaban también a los pueblos cercanos.

En cuanto a los disfraces en si tampoco era demasiado frecuente ver alguien, solo recuerdo a Toñin “ Roqueiro “ y alguno mas como Paco Beberide que eran los que animaban mas el cotarro. Lo que si era del todo prohibitivo el llevar la cara tapada, para eso estaba la guardia civil que enseguida te metía en vereda.

Después nos reuníamos en el baile de “Caguitas” a pasar la tarde. Al día siguiente miércoles íbamos en masa a recibir la ceniza a la iglesia parroquial. Eso en cuanto a los carnavales en si. El domingo siguiente era como una tregua antes de comenzar la cuaresma, se llamaba y creo se debe de llamar aún Domingo de piñata. Ese día en el baile del susodicho Caguitas ponían una especie de bola llena de cintas con un número, estaba sujeta con una cuerda al techo de la cual era el encargado de subirla o bajarla uno de los hermanos, el que se llamaba Floro.

Previo pago de creo que era una peseta, te daba derecho a coger un número, y esperar a ver a continuación en el sorteo si eras el agraciado del premio correspondiente. Con eso entrábamos de pleno en la época cuaresmal, tiempo aburridísimo para la juventud ya que ni había fiesta alguna por los pueblos vecinos, ni baile y ni siquiera se oía música por ninguna parte. Posteriormente con la apertura ya se fueron animando los carnavales hasta llegar al día de hoy que las celebraciones son más animadas.

José Vicente González Alonso

Limpiador de grasas, por Vicente

 grasas LIMPADOR DE GRASAS

RECETA ANTIGUA

Hace unos años y no se como fue me hice con una receta de esas que todo lo curan, a juzgar por los ingredientes, en principio si que lo creo, pero de ahí a ser la panacea universal como dice, lo pongo en duda. La transcribo literalmente.

“ Para limpiar el organismo de grasas”

“En un tarro herméticamente cerrado de cristal se echan 350 gramos de ajos pelados y picados junto con ¼ litro de aguardiente. Se guarda diez días en la nevera y al décimo día se filtra con un colador fino de gasa, se guarda ese tarro dos días más. En este momento se puede empezar la toma ya con las siguientes dosis.

Primer día una gota al desayuno, dos a la comida, y tres a la cena. Segundo día, se continua con esa cadencia de cuatro gotas al desayuno, cinco a la comida y seis a la cena, así hasta llegar día sexto en que serían 16, 17, y 18 gotas respectivamente. Aquí es cuando cambia la cosa y se empieza a disminuir hasta llegar a una gota que corresponderá a la cena del décimo día En este momento ya se tomará todos los días igual cantidad, que pasaría a ser de 25 gotas en cada comida, así hasta acabarlo.”

Ahora es cuando explica las bondades de esta fórmula.

“Este preparado limpia el organismo, lo libera de cálculos depositarios, mejora el metabolismo, dando elasticidad a los vasos sanguíneos, disminuye el peso corporal, llevándolo a situación normal, hace disminuir los regüeldos, deshace coágulos de sangre, cura el diafragma, miocardio, isquemia, sinusitis, hipertensión, enfermedades bronco pulmonares, dolores de cabeza, trombosis de cerebro, artrosis, artritis, reumatismo, gastritis, úlceras de estómago, hemorroides, tumores internos, externos, disturbios de vista y oído, flatulencias pestilentes, ventosidades insoportables.”

Advierte también que no se repetirá esta fórmula hasta pasados cinco años.

Las virtudes del ajo desde luego se conocen desde tiempos inmemoriales, ya los egipcios se lo administraban a los operarios de las pirámides. De cualquier manera esta fórmula tiene verdadera lógica, y tomarse este preparado no sería contraproducente para nada. Es decir valdría la pena intentarlo.

José Vicente González Alonso

MERMELADA DE ESCARAMUJOS , por Vicente

treaf2

MERMELADA DE ESCARAMUJOS

Hoy voy a explicaros de que manera se puede preparar una rica mermelada que por lo exótica y que nadie o pocos conocen merece la pena de elaborar, yo ya van tres veces este año que la hago y la pena es que los frutos ya van un poco pasados, pero aún es tiempo de recogerlos. Se elabora muy fácil y además rinde mucho.

PICT0033 mermelada de escaramujo jamm rosa canina Para un kilo de escaramujos ( para el que no lo sepa es el fruto del rosal silvestre, esos frutos rojos y alargados que aún se ven por los campos), hace falta quitarles las ramitas adheridas a ellos y lavarlos un poco o pasarlos por agua simplemente, se ponen a cocer en litro y medio de agua, que se le ha añadido previamente trescientos gramos de azúcar, se dejan cocer mas o menos diez, o quince minutos a fuego lento para que ablanden y una vez cocidos se pasan por el túrmix, añadiéndole también el agua, todo esto para que las numerosas pepitas que tienen se desprendan. Estas pepitas son muy duras y no conviene que pasen a la mermelada por no encontrarlas después. Cuando ya esta hecha una pasta de todo ello, es cuando se meten en el pasapuré, allí van quedando las semillas y por debajo va saliendo la pasta ya hecha de un hermoso color rojo. Una vez pasado todo, se pone la mermelada en una cazuela y se deja hervir dándole vueltas que no se pegue, no es necesario cocerlo mucho ya que la mucha cantidad de pectina que contienen enseguida espesa. Si no está bien de azúcar es el momento de añadirle mas, eso al gusto de cada uno. Los numerosos pelitos que llevan dentro no molestan para nada a la hora de comerla, aunque se notan un poco pero no estorban para nada. Y eso es todo. Me atrevo a explicaros esto por lo de raro que es este dulce y que nadie o pocos sabían que son perfectamente comestibles. Cuantas cosas hay por la naturaleza que se pueden aprovechar y por falta de información no se hace. Como nota curiosa, estos frutos contienen mucha mas cantidad de vitamina C que el pimiento.

José Vicente González Alonso